Primeros proyectos freelance: ¿Cómo darse a conocer?

primeros proyectos freelance

Para quien trabaja por cuenta propia, en general, es importante saber cómo conseguir los primeros proyectos freelance. Un freelance debe aprender pronto a superar la barrera de la invisibilidad que existe al trabajar desde casa: sin contacto directo y sin una oficina a pie de calle.

Con algo de experiencia y un pequeño proyecto desde el principio, yo lo tuve bastante fácil para iniciarme en la aventura de trabajar desde casa. Sobre todo, si me comparo con quienes empiezan de cero absoluto. Sin embargo, un pequeño trabajo no es suficiente. Pronto tuve que plantearme la necesidad de conseguir los primeros proyectos trabajando en casa para convertirme en una profesional con suficientes trabajos como para vivir de su actividad.

Cómo conseguir los primeros proyectos freelance

Cuando se tiene ya algún proyecto y algún cliente, puedes disfrutar de las ventajas de que los clientes se conviertan en el mejor equipo de comerciales y te recomienden a sus clientes, proveedores, colaboradores… Pero para que todo esto ocurra antes hay que conseguir los primeros proyectos. Saber dónde buscar y cómo contactar con potenciales clientes puede ahorrar mucho tiempo, al evitar pérdidas de tiempo y esfuerzo y al lograr llegar a los clientes antes.

¿Dónde buscar los primeros clientes?

Error clásico del freelance novato es buscar oportunidades en motores de búsqueda utilizando fórmulas tipo «Buscar trabajo como…» o «Busco trabajo de…«. Las primeras posiciones están ocupadas por plataformas de búsqueda de empleo en los que la competencia es muy alta y las oportunidades reales de trabajo muy escasas.

En lugar de eso, puede ser interesante buscar en directorios de empresas por sectores de interés. Es muy fácil localizar empresas y potenciales clientes para contactar. Además, esta fórmula permite hacer un poco de trabajo de campo y conocer a la empresa, valorando los servicios en los que podría estar interesada.

La otra alternativa es aprovechar la red de contactospara convertirla en parte de la estrategia para conseguir los primeros proyectos freelance. Aquí no vale solo pensar en las personas más cercanas, como familiares y amigos. Hay que aprovechar a conocidos, compañeros de trabajo, antiguos jefes… para informarles de la nueva situación laboral. Las redes sociales o las comunidades en las que se participa también pueden ser de ayuda para conseguir los primeros clientes.

Cómo contactar con los clientes

Nunca me ha gustado enviar un email corta-pega. Además, los servicios de emailing limitan este tipo de actividades en cuentas personales a fin de evitar el SPAM. La personalización de los emails es parte de mi estrategia básica y, además, reconozco que es parte muy efectiva.

Como ya he indicado, buscar empresas en lugar de proyectos, permite conocer un poco más a la empresa y tener valiosa información sobre:

  • los servicios que podrían necesitar
  • Cómo funciona la empresa
  • quienes son las personas que ostentan cargos de responsabilidad
  • qué importancia dan al comercio online
  • si utilizan a freelance para sus proyectos.

Aunque pueda parecerlo, no es un trabajo que requiera de horas.Dde hecho, solo es necesario observar y navegar un poco, después de unas cuantas veces, ya información se obtiene enseguida, porque ya se sabe dónde buscar.

Junto con la información sobre la empresa, no es difícil encontrar alguna dirección de correo electrónico que corresponda a una persona real, aunque a veces, si la empresa es pequeña  info@ o contacto@ son suficientes.

Con estos datos es fácil enviar un email que parezca personalizado.

No tengas miedo a mostrar que hay una persona detrás del profesional

Es muy frecuente que la relación que se establece entre un freelance y un cliente sea impersonal. La forma más normal de contacto es a través de emails y comunicaciones por escrito, pero hay que tener en cuenta que muchos clientes prefieren encargar sus proyectos a personas «reales».

O sea, que de entrevistas por teléfono o mediante videoconferencia no te vas a librar.Al menos, no si quieres trabajar con empresas serias. A este tema dedicaré un post entero, pero ya mismo puedo dar dos consejos clave:

  • Perder el miedo a las entrevistas telefónicas
  • Perder el miedo a las entrevistas por Skype u otros servicios de videoconferencia

¿Cómo se pierde el miedo a la entrevista de trabajo el freelance? Practicando para conseguir ofrecer una imagen profesional y positiva sin perder la naturalidad y, por supuesto, perdiendo también el miedo a los imprevistos que pueden surgir en estos medios.

Para mí esta parte ha sido el mayor desafío. La preparación previa y la confianza en mí misma han sido básicas en esta parte del proceso, aunque también descubrir que, cuando un potencial cliente muestra su interés en mantener una conversación de persona a persona, en realidad la parte más difícil ya está hecha. Este tipo de entrevistas son solo rutinarias para confirmar que los emails los ha escrito alguien que sabe de qué está hablando.

No voy a mentir: conseguir los primeros proyectos freelance no es fácil. En ocasiones, apetece tirar la toalla y rendirse aceptando tarifas muy bajas, proyectos nada motivadores o condiciones poco ventajosas como profesionales. Sin embargo, teniendo claros los objetivos, la constancia, el tiempo y una adecuada motivación son todos los elementos necesarios para empezar a ver cómo los primeros proyectos llegan.

Deja un comentario