¿Y si no tengo espacio para trabajar en casa?

espacio para trabajar en casa

Ya ha quedado claro cómo de importante es tener un espacio de trabajo propio para destinarlo a las tareas propias de la profesión que vas a realizar desde el hogar, pero a lo mejor tras leerlo, por tu cabeza ha pasado una idea como esta: No tengo espacio para trabajar en casa, ¿pasa algo? 

La respuesta es: No. No pasa nada por no tener una oficina, un despacho o un espacio de trabajo concreto, definido y delimitado. No desde el punto de vista del trabajo; es decir: no tener un lugar concreto en el que trabajar en casa no va a ser impedimento para teletrabajar.

Situaciones en las que el espacio para trabajar en casa no es necesario

Ninguna. Del mismo modo que he indicado que no es necesario tener una oficina, un despacho, un estudio o un rincón, también tengo que aclarar que trabajar desde casa sin un espacio de trabajo es imposible. Repito: ¡Imposible!

¿Por qué es necesaria una zona de trabajo?

Porque:

  • Un espacio hay que ocupar. Lógico, ¿no? Es igual que se hable de trabajar desde un estudio, desde un despacho, desde el salón, desde una habitación, desde el balcón o desde el sofá. Hay un espacio que se va a ocupar durante el tiempo que se trabaje.
  • Por mucho que internet y los dispositivos electrónicos favorezcan la movilidad, al final, la mayoría de los días se acaba ocupando el mismo espacio. Cuando el trabajo desde casa se empieza a plantear como una situación de continuidad, lo habitual es acostumbrarse a trabajar desde un mismo lugar a diario, lugar que, de forma consciente o inconsciente, se convierte en el espacio que asocias con tu trabajo y con la concentración para trabajar.
  • Los dispositivos electrónicos favorezcan la libertad para trabajar con menos materiales y herramientas, hay muchas cosas que se necesita tener a mano, y que se agradece mucho tener cerca. Entre mis imprescindibles incluiría:
    • Dos o tres enchufes cerca
    • Cargador de PC
    • Cargador del Smartphone
    • Cable ETHERNET
    • Cable HDMI
    • Cable USB
    • Bolígrafos y marcadores
    • Papel
    • USB
    • Calculadora
    • Calendario
    • Plaid

Podrían estar en un lugar guardados, y solo acceder a ellos en caso de necesidad, pero muchos de ellos los estoy usando continuamente, y al final, perdería mucho tiempo en búsquedas y desplazamientos.

  • Cuando el trabajo en casa es una actividad diaria, se agradece mucho, muchísimo, tener, como mínimo, una buena silla y una mesa de trabajo adecuada, no solo por comodidad, sino sobre todo, por temas de salud. Y mejor aún si estas se encuentran en un espacio suficiente para moverse con cierta holgura.
  • Un espacio de trabajo acondicionado y a medida ayuda a hacer comprender que trabajar en casa es también trabajo.

Algunas ventajas de tener un espacio para trabajar

En vista de lo que he expuesto hasta ahora, no es difícil adivinar cuáles son las principales ventajas que tener un espacio de trabajo en casa:

  • Mejora la concentración
  • Mejora la visión como profesional
  • Ahorra tiempo en buscar y encontrar materiales y elementos necesarios para trabajar
  • Facilita que haya zonas de almacenaje cercanas

Ahora que ha quedado claro que eso de «No tengo un espacio para trabajar en casa» no es verdad, lo ideal es buscar un equilibrio para lograr tener un espacio fijo, sin que ello implique que el trabajo esté asociado en exclusividad a una espacio concreto. Porque si así fuera, lo que en realidad se estaría perdiendo es una de las ventajas más importantes del trabajo desde casa: la flexibilidad que ofrece trabajar en casa.

5 comentarios sobre “¿Y si no tengo espacio para trabajar en casa?

  1. Tener un lugar preparado, aunque simplemente sea la mesa de tu habitación, de alguna manera te mete dentro del ambiente de trabajo. Puede que para algunas personas no sea estrictamente necesario, pero sí que ayuda mucho. Y ya no hablemos de abandonar al menos durante una hora las distracciones cotidianas.
    ¡Un abrazo!

  2. Estoy de acuerdo contigo, si se va a trabajar desde casa hay que tener un lugar de trabajo, mejor o peor pero que todo el mundo sepa que cuando estás ahí estás trabajando y no se te puede molestar.
    Es importante para que se respete el tiempo de trabajo, me ha hecho gracia lo de estirarse o salir a tomar un café, es cierto, si estás en un estudio todo el mundo asimila que estás descansando un rato, pero cuando se trata de personas que trabajan en casa pues en seguida se piensa que terminó jaja…
    Son muy útiles todos tus consejos.

    1. Un espacio en casa se ocupa, así que mejor elegirlo con cabeza 😉 Efectivamente, a nada que te ven levantar la vista de la tarea asimilan que es momento de interrupciones, cuando en realidad simplemente estás buscando un error, una palabra o estas revisando algo… ¡Y lo que desconcentra! No pocas veces una situación de esas ha dado al traste con alguna idea o pensamiento.
      Muchas gracias por tu aportación. Saludos

      1. A eso me refería:)
        Una vez vi a JK Rowling decir que para escribir las últimas escenas del libro final de la saga de Hary Potter se tuvo que ir a un hotel porque no podía concentrarse con las continuas interrupciones de su marido e hijos.. imagínate y estamos hablando de una escritora archiconocida.
        Más allá de anécdotas de famosos te cuento que tengo una amiga que es artesana, customizadora de muñecas, vive de su trabajo, le costó horrores que su marido tomara aquel trabajo en serio, recuerdo que fue criticada cuando decidió poner un taller de uso exclusivo en el sótano de su casa, pero con paciencia y resultados hoy en día trabaja cada día seis horas en su taller.
        No es fácil, no.

Deja un comentario