Uno de los grandes retos de las empresas es encontrar talento para el negocio; por ello, cada vez que los buenos empleados dejan un trabajo dentro de la empresa es motivo de preocupación y, si la historia se repite con frecuencia, debería ser motivo de alarma.

Encontrar buenos empleados es una tarea que requiere de tiempo y de un buen proceso de selección. Que los trabajadores quieran trabajar para la empresa depende de las condiciones laborales. Cuando los buenos empleados dejan un trabajo, es el momento de pensar que hay algo que es necesario cambiar, y lo primero que conviene saber es si clima laboral es el adecuado.

/

¿Cómo retener el talento dentro de mi empresa?

En el entorno empresarial hay que asimilar que en el mercado laboral actual es casi imposible retener a todos sus trabajadores para siempre; sin embargo, esto no quiere decir que no sea posible hacer nada por revertir la situación o por evitar una fuga de talentos.

Una de las primeras acciones que deberían tomarse cuando un buen empleado se va un análisis de todo el proceso hasta su marcha. Muchos empresarios creen que los trabajadores no se marchan, salvo en situaciones muy concretas, y que las quejas sobre el trabajo forman parte del día a día en la empresa. Por ello, suelen considerar como una marcha «por sorpresa» cuando un empleado comunica su renuncia.

Sin embargo, analizando todo el proceso que concluye con la marcha de un buen empleado, es frecuente detectar que el proceso había iniciado tiempo atrás, y que se podían haber tomado medidas para retener al empleado. Por ejemplo, cuando existen sospechas de mal ambiente de trabajo, hay que realizar estudios de clima laboral para localizar si existen el riesgo de que los empleados se vayan.

Las empresas invierten grandes cantidades de tiempo y dinero en realizar procesos de selección para encontrar a los mejores profesionales; sin embargo, muchas no realizan el esfuerzo de saber cómo es trabajar dentro de su empresa.

Conocer los motivos por los que los buenos empleados dejan el trabajo dentro de la empresa es algo necesario para el correcto funcionamiento del negocio, pero aun más necesario debería ser mantener canales de detección precoz. En este sentido, una consultoría de clima laboral podría ser un recurso de gran ayuda para reconocer los primeros síntomas de un problema, pero sobre todo, para poner en marcha acciones y estrategias de retención de talento.

¿Cómo se trabaja dentro de tu empresa? Los buenos empleados no te lo preguntan a ti, sino a Internet

Las empresas tienen claro qué significa la transformación digital y son conscientes de la importancia de las nuevas tecnologías para el negocio, pero solo ven las ventajas a la hora de gestionar su marca o de conseguir ventas online.

Internet ha supuesto toda una revolución para el mundo empresarial, y no solo por su potencial para aumentar la facturación. El desarrollo digital ha traído un sinfín de posibilidades que también afectan a la rotación laboral.

Entornos laborales cada vez más competitivos

Quien selecciona persona sabe que encontrar empleados no es difícil, pero encontrar buenos empleados es una tarea que requiere de tiempo y de esfuerzo, sobre todo ahora que existen medios para la búsqueda y selección del talento.

Existen portales dedicados a la búsqueda buenos trabajadores, de los talentos de la empresa. Estos talentos no son profesionales sin empleo que están buscando su primera oportunidad, son trabajadores en activo, con experiencia y formación, que están buscando una mejora en su situación laboral.

Es cierto que el mercado laboral puede parecer competitivo para los empleados, pero también lo es a la hora de encontrar profesionales.

Búsqueda de información al alcance de cualquiera

Internet es fuente de información. Y sí, los clientes pueden buscar productos o servicios, pero los trabajadores o futuros trabajadores también pueden saber cómo es trabajar en una empresa.

De hecho, ya existen portales de empleo en los que los empleados pueden dejar una valoración sobre cómo se sienten trabajando en empresas. Se valoran aspectos tan importantes como:

  • Salario
  • Oportunidades de conciliación
  • Ambiente laboral
  • Oportunidades de promoción interna
  • Formación

Además, existen otros canales que permiten obtener información sobre cómo se trabaja en una empresa.

Encontrar ofertas de empleo es más fácil que nunca

Con solo unos clics es fácil encontrar cientos portales de empleo con ofertas de trabajo. De hecho, existen incluso portales específicos para determinados sectores o perfiles profesionales.

Un empleado que no está contento con su empleo y que inicia una búsqueda activa de empleo tardará más o menos tiempo encontrar una nueva oportunidad laboral, pero al final siempre encontrará la ocasión para cambiar de trabajo.

Oportunidades en remoto o trabajos híbridos

Ya ni siquiera tener que desplazarse retiene el talento. Internet ha supuesto también una revolución a la hora de encontrar profesionales en cualquier lugar del mundo, y de que no sea necesario que estén en la zona de la sede de la empresa para realizar su trabajo.

De ahí que, gracias al teletrabajo, la ubicación de la empresa ya no sea un tan factor importante como antes a la hora de asegurar una plantilla de empleados estable.

¿Por qué los buenos empleados dejan un trabajo?

Entre los motivos más comunes para explicar por qué los buenos empleados podrían indicarse:

  • Escasas oportunidades de promoción interna
  • Tareas repetitivas o rutinarias
  • Problemas con los horarios o falta de oportunidades de conciliación
  • Incompatibilidad con jefes o superiores
  • Problemas con los compañeros
  • Sentimiento de infravaloración
  • Ambiente laboral tóxico

De lo que pocas empresas son conscientes es de que, en la mayoría de los casos, la rotación laboral de buenos trabajadores se puede evitar conociendo cuáles son las causas para que los empleados se marchen.

E incluso, en el caso de que sea imposible retener a los trabajadores para siempre, por ejemplo, en caso de que sus expectativas superen a las oportunidades que puede ofrecer la empresa, es posible tomar medidas para retrasar su marcha.

En cualquier caso, teniendo en cuenta todos los recursos posibles para conocer cómo se trabaja dentro de la empresa, el ambiente laboral no debería ser nunca el motivo por el que los buenos clientes dejan la empresa.

Deja un comentario