*El trabajo desde casa es para todos

El trabajo desde casa es fácil y para todos. No importa que se desee trabajar por cuenta propia, que se plantee como una actividad para compaginar con otras, que se busque algún trabajo para tener ingresos extra sin muchos esfuerzos o que el objetivo sea el teletrabajo. Desear trabajar desde casa es todo lo que hay que hacer para lograrlo.

Esta presentación es un buen resumen sobre la idea del trabajo desde casa que con mucha frecuencia aparece relacionada con la búsqueda de trabajos desde casa o con el teletrabajo, y a ella suelen añadírsele características como la libertad de horarios, la comodidad de trabajar sin jefes o sin supervisores o la posibilidad de conciliación completa con otras actividades. Con estas ideas, que con tanta frecuencia se escuchan y se leen, no es difícil pensar que el trabajo desde casa es para todos, y que es la mejor opción.

Yendo un poco más lejos, en el tiempo, parece que quien trabaja fuera de casa no es más que un «pringado» que no sabe cómo encontrar una oportunidad para mover la oficina hasta su casa… ¡No pasa nada! Será cuestión de tiempo que el trabajo fuera de casa desaparezca y que cualquiera pueda pasarse días y días sin salir de casa.

El trabajo desde casa  es para todos

Cada vez son más las noticias en las que veo o leo las maravillas del trabajo en casa, del teletrabajo y del mundo freelance, en la mayoría de ellas esta alternativa se presenta como la más deseada como los trabajadores, como la que más ventajas ofrece o como un «privilegio» que las empresas ofrecen a sus mejores trabajadores, esos que cumplen determinados requisitos.

Ante toda la información que se puede encontrar sobre formas de lograr trabajar en casa y sobre las maravillas de esta oportunidad se hace realmente fácil pensar que esta forma de trabajo es la mejor: ¡Hasta yo me lo creo cuando me encuentro los fantásticos reportajes que narran las maravillas de esta alternativa de trabajo!

Para completar la visión maravillosa y fantástica del trabajo en casa, nada como la idea de que la tecnología ayuda a conseguirlo y que será cuestión de tiempo que cualquiera pueda trabajar desde su hogar… ¿Quién no va a querer algo así? Todo son ventajas de conciliación, de ahorro de tiempo, de flexibilidad horaria, de decidir el precio por el propio trabajo si se elige la opción freelance y además la tecnología lo va a hacer posible.

Lo dicho: dentro de unos años quien no trabaje en casa va a ser el pringado de turno que no ha sabido como lograr reconvertir su profesión y su carrera para poder desenvolverla desde casa.

El trabajo en casa para mí

Voy a empezar hablando por mí: que trabajo desde mi casa y que no niego que esta opción me gusta (aunque también es verdad que, cuando empecé, era la única opción que tenía: trabajar desde casa o no trabajar, teniendo en cuenta como estaba el mercado laboral por entonces.

Gestiono mis horarios, contacto con nuevos clientes, me encargo de calcular tarifas y presupuestos, realizo el trabajo y, además, tengo que encargarme de todo el tema de los pagos… Eso es lo habitual en un mes normal. Sin embargo, algo que no he dicho hasta ahora es que no todos mis clientes son nuevos y han llegado a mí una vez que empecé a trabajar desde casa, algunos de mis actuales clientes antes eran mis jefes.

Sí, sí, empresas para las que he trabajado siguen contando con mis servicios esporádicamente, a veces con frecuencia otras no tanto, cada cierto tiempo me escriben para confirmar algún proyecto, yo lo realizó, pagan cuando pagan y, hasta la próxima, que será cuando sea… Es decir: tienen al mismo empleado, con las mismas características, pero con aún más experiencia, pero ahora como trabajador por cuenta propia que tiene que estar disponible para cuando lo necesitan.

Por suerte no vivo solo de esas empresas (igual que sé que ellas no viven solo de mí, y que reparten el trabajo entre varios freelancers), de ahí que el resto de las tareas del mes sean las que antes decía y que están destinadas a conseguir estabilidad: los grandes proyectos pueden llegar en cualquier momento, pero las facturas están ahí todos los meses puntualmente.

Es decir: el trabajo desde casa es relativamente cómodo para mi, pero es comodísimo para las empresas.

¿Es el trabajo en casa siempre la mejor opción?

No voy a ser yo quien diga que el trabajo desde casa es malo o bueno, o que en él solo hay desventajas. Pero sombras que también conviene tener en cuenta para valorar de forma más completa la alternativa del trabajo en casa.

2 comentarios sobre “*El trabajo desde casa es para todos

  1. Hola María,
    tengo mis serias dudas sobre si el trabajo desde casa es tan fantástico y maravilloso como cuentan por ahí. Desde luego no es nada fácil y hay que ser muy disciplinado. Por no hablar de ser firme y no ceder ante propuestas de trabajo abusivas (urgentes, pocos ingresos, etc)
    Un abrazo

    1. Hola!!

      Hay de todo, yo por ejemplo no me quejo (ahora) y hace unos años para mí era eso, o el paro, pero tanta publicidad positiva me mosquea mucho… No se deja de hablar de lo mucho que se avanza, de la motivación, de la libertad, pero no creo que se le diera tanto bombo si las empresas no tuvieran aun mas beneficios (trabajadores con disponibilidad horaria, precarización, mercado laboral con mas competencia y mas miedo al despido…) Hacen lo que quieren con nosotros!

      Saludos

Deja un comentario