Enviar postales navideñas a tus clientes con éxito: Consejos

Aun falta un mes para la Navidad, pero es ahora cuando empiezo a plantearme algunas de las grandes dudas del freelance en diciembre: ¿Envío o no envío postales de Navidad a clientes, distribuidores, colaboradores, compañeros freelancers y demás?

Y en Sobrevivir a Trabajar en Casa también estabos con el espíritu navideño a tope: ¿Ya has visto qué incluye la Cesta de Navidad Freelance 2019? Anímate a participar.

Así que es el momento de hablar de uno de los clásicos en Navidad: ¿Cómo enviar postales de Navidad a los clientes de forma virtual?

Ya dejé muy claro en Dudas del Freelance en Navidad: Enviar o no enviar postales navideñas no soy una gran fan de las felicitaciones virtuales, y no lo soy, porque cuando las enviaba, el resultado no era el que esperaba…

De todas formas, siempre es una opción a tener en cuenta para agradecer a todos aquellos que, de una u otra forma, nos han ayudado a que nuestro trabajo desde casa haya seguido por buen camino durante el último año. Después de todo, si hay que hacerlo, mejor hacerlo bien siguiendo estos útiles y prácticos consejos para que el envío de felicitaciones navideñas virtuales sea todo un éxito.

La verdad es que, al llegar estas fechas, hasta yo, que hace años que dejé de enviarlas, vuelvo a plantearme si este año recuperaré la tradición y analizo bien pros y contras de enviar felicitaciones navideñas a empresas y clientes. En el fondo, soy una nostálgica y me encanta la Navidad, pero al final me mantengo en mi estrategia de no enviar primero.

¿Por qué enviar postales de Navidad?

En lugar de enviar las postales navideñas, como costumbre, o porque todo el mundo lo hace, lo mejor es encontrar la motivación para hacerlo:

  • Porque todo el mundo lo hace
  • Porque es lo que toca en estas fechas
  • Porque si no parecerá que no tengo espíritu navideño

No son las mejores razones para enviarlas. Las postales son también parte de la imagen profesional; así que, el primero de los consejos es determinar si una postal va en sintonía con la marca personal o profesional

Porque, aunque a veces lo olvidemos, en el mundo empresarial, una postal sirve para:

  • Dar las gracias a todo el que, de una forma o de otra, ha contribuido a un año de trabajo desde casa
  • Mantener o recuperar el contacto con antiguos clientes o compañeros
  • Ofrecer un aspecto más humano y personal, recordando que, detrás del profesional hay una persona

¿Qué no es una postal navideña?

Una oferta de Navidad.

La felicitación no debería ser la excusa para meter una oferta escudándose en la excusa del “como regalo de Navidad, un descuento especial”. Si lo que, realmente, se desea es lanzar una campaña de captación de clientes aprovechando la Navidad, se lanza una campaña.

¿Cómo enviar felicitaciones de Navidad con éxito?

Aclarado qué es y por qué enviar una felicitación navideña, si lo que apetece es agradecer de alguna manera o mostar un aspecto más personal a clientes, compañeros, colaboradores… Entonces, la decisión está tomada: este año habrá felicitación de Navidad en todas las direcciones de correo de la libreta de contactos.

Lo primero es crear una bonita postal de Navidad que refleje nuestro espíritu navideño. Existen muchas plataformas, páginas y portales para crear felicitaciones, a mí, por ejemplo, me gusta mucho Canva, que es sencilla y muy fácil de usar.

Una vez que ya está lista, es el momento de elegir el día y la hora en la que a todas las bandejas de correo de todas las personas de tu libreta de contactos les llegará un poquito de magia navideña.

Aunque mejor hacerlo así:

Dejar claro en el asunto que es una felicitación navideña

Son fechas en las que hay que cerrar el año, con muchas tareas importantes pendientes y, por si fuera poco, en muchos sitios, en Navidad cierra, así que hay que adelantar trabajo para disfrutar de las vacaciones de Navidad.

Lo que menos apetece es recibir emails que parecen importante, y no lo son. El asunto debería dejar claro que se trata de una felicitación o, al menos, que abrir ese email no es una tarea a la que haya que dar prioridad.

De todos modos, entre tarea y tarea, tal vez se decida abrir ese email entrante que no es urgente, pero sirve para provocar una sonrisa y relajarse un poco antes de volver a trabajo.

No enviarla como adjunto

Antes de abrir la felicitación ya se sabe más o menos, el contenido. Da igual que sea original o clásica, aun así, hace ilusión recibir una felicitación y hasta se siente cierta curiosidad.

Por ello, no hace falta añadir un esfuerzo extra enviando la postal navideña como adjunto.

En serio, si se envía como adjunto, existen un 99,99% de que nadie la vea, así que todo el esfuerzo de crearla habrá servido para nada.

Saber cómo incluir una postal en un email y que quede profesional

En adjunto no, así que lo que queda es que aparezca en el cuerpo del mensaje. De nuevo, evitar esfuerzos innecesarios al destinatario: no es nada agradable tener que andar buscando en qué parte del cuerpo del mensaje se encuentra la felicitación que, inexplicablemente aparece después de varias líneas en blanco.

Hay que currarse un poco el diseño del email y maquetarlo bien para que el resultado sea agradable.

Buena idea es vigilar:

  • Los colores
  • El contraste
  • La fuente y el tamaño de la letra
  • Los dibujos
  • El diseño en general

Sobre todo, evitar que el destinatario tenga que acercarse a la pantalla para leer el mensaje porque las letras son invisibles o muy pequeñas, o alejarse por la estridencia de los colores.

Un consejo para novatos: Antes de hacer un envío masivo, hacer un autoenvío. Es una buena forma  de no cagarla, de evitar fallos que darían al traste con todo el trabajo.

Suscríbete a la Newsletter “La pausa del café” y recibirás completamente gratis una lista de 50 portales de empleo freelance.

Se está procesando…
¡Bien! Ya estás en la lista.

Envío CCO si hay varios destinatarios

Odio eterno a quienes envían mensajes masivos en copia, revelando todas las cuentas y mostrando cero respeto por la privacidad y los datos privados de los demás. Es una práctica de lo más molesta y, además, con la nueva ley de protección de datos, puede hacer que la Navidad deje de ser la época más feliz del año.

Pero siendo freelance, también es bueno plantearse:

  1. ¿Te interesa que tal empresa sepa que trabajas con su competencia? No. No te interesa por cosas de confidencialidad, espionaje industrial, protección… Aunque tú no lo creas, las empresas están muy pendientes de esas cosas, y algo tan tonto como no usar CCO puede hacerte perder clientes, reputación, trabajo…
  2. ¿Quieres que la agencias con las que colaboras conozcan con qué empresas trabajas directamente? Pues no solo lo sabrán, sino que les estás regalando emails de contactos directos.
  3. ¿Quieres que los comerciales y proveedores tengan un buen número de contactos de todo tipo de perfiles de la empresas con las que trabajas, incluyendo jefes y jefazos? Con envíos masivos en copia, les estás haciendo el mejor regalo de Navidad.

Y así hasta el infinito. Así que no tengas miedo al CCO. Ocultar quienes son el resto de destinatarios de la felicitación evitará el peligro de que a alguien se le ocurra usar la opción “Responder a todos” con su felicitación, haciendo que la situación se vuelva caótica.

No cuesta nada usar la opción de ocultar contactos, y así nadie sabe si trabajas con cinco o con cincuenta empresas.

¿Tienes un solo un destinatario? Envía en CCO

Típico de ser freelance: Después de hacer clic sobre “Enviar“, darse cuenta de que falta alguien a quien felicitar, quizás porque el contacto estaba erróneo, porque no se había añadido en la agenda o porque, bueno, la tecnología también tiene sus fallos.

Aun en el caso de que solo quede una persona a la que enviar la postal de felicitación, lo mejor es empleiar la opción de CCO. ¿Por qué? Por dos razones:

  1. El destinatario se percata de que es el único destinatario y se da cuenta que te has olvidado de él. Quedas fatal.
  2. El destinatario se percata de que es el único y asume que es tu único cliente o el único que merece una felicitación. Adiós a poner excusas como “No puedo realizar este proyecto de forma urgente” o “Ahora mismo estoy hasta arriba de trabajo” durante todo el año que empieza.

De nuevo, lo bueno que tiene el CCO es que el destinatario no sabe si el envío tiene diez, cien, o solo a él.

Las postales de Navidad son un clásico en estas fechas y parecen casi una obligación, porque, si todo el mundo lo hace… ¿Cómo no voy a hacerlo yo? En realidad, se puede elegir, yo llevo desde 2014 sin enviarlas y, lo cierto es que hasta ahora no he visto ninguna penalización por mostrar tan poco espíritu navideño.

Y vosotros:

  • ¿Vais a enviar postales de felicitación esta Navidad?
  • ¿Cuál ha sido la felicitación navideña que más os habéis currado?
  • ¿Alguna vez os ha llegado un correo que tenía pinta de masivo, pero os habéis dado cuenta de que érais el único destinatario?

Podéis contármelo en un comentario.

¿Quieres empezar a Trabajar en Casa con Éxito?

Consigue un completo kit inspirado en mi experiencia:

  • Un ebook con consejos para buscar trabajo desde casa
  • La estrategia que me ayudó a encontrar clientes
  • Una lista de las mejores plataformas y portales para encontrar trabajo freelance
  • Una lista de los mejores directorios para encontrar clientes potenciales
  • Cuatro documentos imprescindibles para el freelance que podrás personalizar.

Trabaja desde casa con éxito

El kit esencial para empezar a trabajar desde casa con éxito. Lo recibirás en un plazo máximo de 48 horas en la dirección email indicada en Paypal.

€12,00

Al hacer clic para pagar aceptas las Condiciones de Venta de Productos Sobrevivir a Trabajar en Casa