Vuelta a la rutina de trabajo


Teniendo en cuenta que septiembre es el mes de volver a la rutina, este podría parecer el típico post oportunista; sin embargo, yo lo considero mucho más, y pretendo que sea toda una declaración de intenciones de mi vuelta a la rutina de trabajo definitiva…

Comenzaré por el principio…

Este no ha sido mi año más productivo en lo que al trabajo se refiere. Hace exactamente un año, mi vida cambió completamente. Sí, cambió en lo personal (para más información, aquí); pero también en lo profesional, sobre todo, porque no es fácil compaginar la maternidad con trabajar desde casa.

Tome la decisión de disfrutar de este primer año, y de dejar el trabajo en un segundo lugar. Y estoy muy contenta de haberlo hecho, aunque pensé que sería más fácil compaginar la maternidad con un trabajo desde casa…

La realidad es que no ha sido nada fácil, y el ritmo de trabajo ha sido menor del que me esperaba, pero ya es hora de recuperar algunas de mis rutinas de trabajo y, por supuesto, de empezar a generar ingresos “normales”.

He de decir que, si algo he descubierto este año (además de que la conciliación trabajo-casa no es el camino de rosas que todos dicen) es que mis clientes tienen mucha paciencia, de hecho, han sido muy comprensivos con mi situación, y me han facilitado bastante poder cumplir con los proyectos con los que me he comprometido.

Todos los proyectos de trabajo han sido entregados satisfactoriamente. Pero…

Los proyectos han sido muchos menos, y mucho menos ambiciosos; además, ya antes de convertirme en madre que trabaja desde casa, había hecho una revisión de clientes y empresas, y había dejado de trabajar con algunos clientes con los que, por el tipo de proyecto, los tiempos o el nivel de exigencia, sabía que no podría cumplir.

Vuelta a la rutina de trabajo

Ya es hora de volver a incorporarme al trabajo desde casa al 100%, aunque me temo que no será tan fácil como sentarme en mi despacho a trabajar (en parte, porque mi oficina de trabajo en casa ha dejado de ser la que era, y ahora es un espacio multifuncional…). Me temo que, una vez más tendré que reinventarme y comenzar por el principio. O casi.

Información y formación sobre novedades

Trabajo en un entorno digital, en el que los cambios se producen con frecuencia, y un año da para muchos cambios. Aunque mi intención era mantenerme al día dentro de lo posible, lo cierto es que no he tenido demasiado tiempo para ello.

Así que me toca empezar por informarme y formarme para trabajar desde casa como una profesional a la última. Aprovecharé estas últimas semanas de agosto y los primeros días de septiembre para ponerme al día con las novedades más importantes y, después, me gustaría compaginar trabajo y formación.

Búsqueda de proyectos de trabajo

Mi cartera de clientes ha adelgazado bastante durante el último año y, sinceramente, después de este tiempo, no creo que pueda recuperar a muchos de los clientes que tenía antes de este parón.

Si quiero volver a la rutina, está claro que necesito captar nuevos clientes:

Un lugar y un momento para trabajar

Aunque, sin duda, lo que más miedo me da de este nuevo periodo es pensar en cómo gestionar los temas de la oficina en casa y el horario de trabajo.

Siempre he considerado clave del éxito tener un horario de trabajo fijo y bien definido, con pausas concretas y en la que yo tenía el control absoluto de cuándo se trabajaba, cuando se podían realizar tareas sencillas, cuando había descansos… Pero ahora ya no dispongo de esa libertad, así que tendré que amoldarme a la idea de un horario más flexible.

Por otro lado, siempre he dado mucha importancia tener un espacio de trabajo concreto para poder desarrollar mi trabajo de forma eficaz, ya que me ayudaba a la concentración. Pero ahora el espacio de trabajo no es tan amplio, ni tan independiente como antes, y también ha habido que realizar algunos cambios para aumentar su seguridad. En cualquier caso, sigo contando con una zona de trabajo en casa, lo que considero positivo, así que todo será cuestión de acostumbrarme.

¿Y que pasa con el blog sobre trabajar en casa?

Si el año pasado el ritmo de trabajo descendió, mucho más lo hizo el ritmo de publicaciones en el blog, por lo hablar del resto de tareas… Mi intención mínima era mantenerme activa en las redes sociales y mantenerme al tanto con las publicaciones de los blogs que sigo normalmente, pero ni eso.

Pero en mi vuelta a la rutina de trabajo no he dejado de lado este blog. De hecho, mi primer objetivo es conseguir un ritmo de publicación con una periodicidad mínima de un post por semana sobre diferentes aspectos relacionados con el universo del trabajo desde casa. Estas últimas semanas antes de volver de lleno, las estoy dedicando a elaborar un planning de publicaciones.

Debo decir que, a pesar de que mi actividad ha sido escasa, el blog ha mostrado que está en buena forma. Las estadísticas me han sorprendido para bien. Aprovecho para agradecer a lectores y suscriptores por pasarse por aquí y por seguir compartiendo en redes sociales.

Y, bueno, el año pasado quedaron aparcados algunos interesantes proyectos que por problemas de tiempo u otras dificultades, no pude llevar a cabo, así que este año espero que puedan convertirse en realidades.

Y vosotros: ¿Qué tenéis pensado para la vuelta a la rutina? Espero que me contéis algo de vuestros proyectos profesionales y, sobre todo, que podáis cumplirlos todos y que este sea un gran año de trabajo desde casa para todos.