Sobrevivir a trabajar en casa 2018


2018 termina. ¡Y menudo año ha sido este! Así que, antes de cerrarlo, voy a hacer un pequeño resumen de los grandes y pequeños logros de sobrevivir a trabajar en casa este año, así sabré mejor cómo de lejos están los objetivos para 2019.

Cuando 2018 empezó, SOBREVIVIR A TRABAJAR EN CASA era ya un blog con cierta madurez, un espacio con una personalidad bien definida y con un buen número de habituales. A un año y pico del primer post publicado, me pareció una buena idea redactar Sobrevivir a Trabajar en Casa 2017.

Sobrevivir a trabajar en casa 2018 es, por tanto, el segundo de los post de este tipo, lo que ya indica que estoy cumpliendo con dos de los objetivos que me marqué el año pasado:

  1. Redactar un post resumen al finalizar cada año
  2. Continuar con el blog durante muchísimo más tiempo

¡Muy bien! Palmadita en la espalda para María Rivero. Y ahora vamos a lo importante, a poner en claro cómo ha ido el blog en los últimos 12 meses, si se han resuelto los pequeños problemas del año pasado y, lo que más os interesa a los que leéis este informe, descubrir sí he superado los datos de visitas de 2017. Para que esta “amena” lectura sea más sencilla, mantengo la estructura y organización que establecí en la pasada edición.

Sobrevivir a trabajar en casa 2018 en datos

Estadísticas, datos y posicionamiento

Hasta el mes de junio, la tendencia era creciente y todo apuntaba a que se superarían los datos del año anterior. Sin embargo, llegó julio y el clásico descenso estival se unió a una María Rivero ya de ocho meses y con un embarazo demasiado somnoliento como para redactar (y no hablemos de promocionar en redes y otras tareas de blogger), así que las visitas descendieron notablemente. Tras dos meses sin publicaciones, en los siguientes meses, el número de post nuevos ha sido muy bajo. El resultado: 25.000 visitas y más de 12.000 visitantes; es decir,  un descenso de casi 3.000 visitas, pero más visitantes. Así que no puedo quejarme.

Los rankings se han portado bien con el blog, que ha ido escalando posiciones y que llegó a estar muy bien posicionado en la primera mitad del año. Los meses de julio, agosto y septiembre, de nuevo, supusieron un cambio de tendencia del que se está reponiendo más rápido de lo que me esperaba.

Por otro lado, parece que al Sr. Google le gusta cómo me estoy comportando con él. He conseguido colocar varios artículos en en primera posición. Los motores de  búsqueda siguen siendo el principal medio de llegada de nuevos visitantes, aunque las redes sociales y los agredadores de noticias también traen un buen número de visitas. 

Que “trabajar en casa”, “trabajo en casa” o “freelance” sean términos de búsqueda del blog es ya un objetivo cumplido.

Sobrevivir a trabajar en casa en las redes sociales

Las redes sociales se mantienen como la principal forma de atracción de visitanted. Todas ellas se han desarrollado bien y han crecido.

Twitter se mantiene en su línea, y consigue unos 150 seguidores nuevos.

Si el año pasado estaba preocupada por la página de Facebook, lo cierto es que se ha ido resolviendo a lo largo del 2018, convirtiéndose en una pequeña comunidad de más de 800 freelancers,  blogueros y seguidores interesados en saber más sobre cómo es trabajar desde casa. Y por cierto,  son 200 más que el año anterior.

INSTAGRAM. Se mantiene a pesar de que, por motivos de tiempo, la he tenido bastante abandonada. El número de seguidores es similar al conseguido el año anterior.

Pinterest es una red que, en la actualidad,  lo único que me aporta son molestos emails de notificaciones a diario. Mi objetivo es borrar esta cuenta en 2019. 

Colaboraciones

Las colaboraciones siguen siendo una parte importante del blog, las publicaciones se han mantenido esporádicas,  pero son un valor importante para el espacio. Y espero que lo sigan siendo este año que empieza. 

Por otro lado, he recibido varias propuestas de colaboración y participación en diferentes medios, entre ellos la entrevista en el programa BLOGUEROS de RNE5.

Debido a mi estado, no he podido participar en todas las que me han propuesto (¡que ya me hubiera gustado!), espero que en 2019 se materialicen las que han quedado en suspenso, porque ha habido algunas sorpresas de las que me encantaría hablar, pero aún no puedo…

Concursos y premios

Por varios motivos, este año la participación en concursos ha sido menor, principalmente, porque los certámenes para blogueros y blogs que conocía han desaparecido, o porque no cumplía con los requisitos de participación.

Mi única participación ha sido en los Premios 20 blogs.

¿Algún título para la estantería de los premios?

No, aunque para mí es un premio haber sido finalista en los premios 20 blogs. Eso sí, una victoria con agridulce por la polémica sobre las nominaciones que aparecieron y desaparecieron.

Los otros números de SOBREVIVIR A TRABAJAR EN CASA

En lo económico….

¡El blog ya es económicamente independiente! No es como para vivir de él, pero tampoco es que ese sea mi objetivo.

He recibido varias propuestas de publicidad, que siempre valoro antes de aceptar, ya que prefiero crear contenidos de valor que contenidos que generen ingresos.

Las propuestas mediante formulario de contacto del blog ya incluyen compensación económica, pero también prueba de producto, ya que no tengo intención de hablar de cosas que no conozca y, sobre todo, de decir que algo me gusta si no es así.

En lo personal…

Ahora soy mamá freelance y ser madre ha puesto mi mundo del revés, incluido el blog.

Sobrevivir a Trabajar en casa me ha permitido:

  • Mantener cierta conexión con mi trabajo
  • Desconectar del universo bebé
  • Establecer obligaciones de publicación
  • Hacer ejercicios de organización y estructura con los post publicados.

Propósitos de Sobrevivir a Trabajar en Casa en 2019

A partir de lo indicado en Sobrevivir a Trabajar en Casa en 2018, mis objetivos para Sobrevivir a Trabajar en Casa 2019 son:

  1. Aumentar definitivamente las visitas y superar las 5.000 visitas  y los 2.000 visitantes mensuales. Para lo que mis objetivos son:
    1. Volver a publicar con regularidad
    2. Incluir publicaciones sobre ” ser madre freelance” para atraer a un nuevo tipo de lectores: quienes compaginan crianza y trabajo desde casa.
    3. Seguir utilizando las redes sociales
    4. Participar en concursos
    5. Colaborar y buscar colaboraciones y otras formas de promocionar el blog.
  2. Controlar los puntos débiles detectados en 2018:
    1.  Desaparecer de Pinterest.
  3. Seguir ayudando freelancers, autónomos y a quienes quieren trabajar desde casa o a quienes ya lo hacen.
    1. Redactando post de valorMediante asesoramiento personalizado a desarrollar en forma de talleres y/o formación presencial y/o formación online.
  4. Conseguir propuestas de publicidad que, además de beneficio económico, aporten valor a freelancers y autónomos, o sean útiles para trabajar en casa.
  5. Mejorar la imagen del trabajo en casa y seguir trabajando para que deje de asociarse con trabajos multinivel, economía sumergía y similares.

En definitiva, seguir escribiendo en el blog sobre todo lo que hay detrás de trabajar desde casa. 

A todos los que han tenido la paciencia de leer de este larguísimo post de objetivos cumplidos y propósitos para el nuevo año: espero que nos veamos en 2019 y que me podáis ser testigos que los que se van cumpliendo.