Mis motivos para empezar a trabajar en casa


Una de las preguntas que más me hacen cuando hablo sobre mi empleo – y el lugar desde el que lo desarrollo – es:

¿Cuál fue la principal razón que te animó a empezar a trabajar desde casa?

Si soy sincera, puede que el principal de mis motivos para empezar a trabajar en casa no está entre los más típicos, aunque en realidad fueron varias las causas que hicieron que, en lugar de buscar un empleo  en una oficina, decidiera buscar la forma de tener la oficina en casa.

¿Por qué empecé a trabajar desde casa?

Ya hablé en una ocasión anterior sobre cómo comencé a trabajar desde casa y el porqué se puede resumir de forma muy rápida: el teletrabajo por cuenta propia era entonces la única forma que tuve de encontrar un trabajo.

Consejos para prevenir ciberataques (1)

Las empresas no buscaban el trabajador ideal, sino el “más formado”

En plena crisis me encontré sin trabajo y con la necesidad de tener que empezar de cero a buscar un empleo. Mi currículum no era malo, tenía una formación completa, así como la experiencia que en otros momentos hubiera sido más que suficiente…

Sin embargo, en aquel momento los trabajadores en busca de empleo éramos tantos que las empresas no se conformaban con el trabajador adecuado a la oferta de empleo, sino que buscaban al que tuviera más  formación y más experiencia, aun cuando estas no estuvieran relacionadas con el trabajo que iba a desempeñar. Así que me resultaba difícil competir por los puestos a los que aspiraba y que conocía.

Buscar trabajo no es gratis

Además, mi situación económica no era la mejor para moverme a una gran ciudad a buscar o, simplemente, a realizar entrevistas y procesos  de selección. Si hay algo que siempre me ha llamado la atención es la ligereza con la que a quien busca trabajo se le aconseja:

“Vete una temporada al extranjero”

“Vete a vivir a un gran ciudad” 

O similares. Como consejo, en general, no es malo. Pero es frecuente olvidar que mudarse no es gratis y el día a día tampoco lo es. Y quien está buscando  un empleo no siempre puede permitirse el lujo de moverse a otro lugar (ciudad o país) y afrontar el coste de la vida hasta que encuentre un trabajo (y hasta que reciba el primer sueldo,  que esa es otra…).

El trabajo desde casa era, por lo tanto, la única vía posible hacía un empleo. Si soy sincera,  entonces no me lo planteaba como una opción a largo plazo,  más bien una forma de mantener el contacto con el mundo laboral y de aumentar mi experiencia mientras aparecía una oportunidad de trabajo “normal”.

Así empecé y así sigo, aunque ahora ya no  es una necesidad, sino la forma en la que entiendo  mi trabajo. Y me costaría mucho plantearme otra forma de trabajar

Principales motivos para trabajar en casa

Mi motivo está claro: era trabajar desde casa o esperar a que la situación laboral  mejorara, pero los motivos para empezar a trabajar en casa son de lo más variados y, tanto los trabajadores como las empresas pueden decidir que la oficina se traslade al hogar atendiendo a una o varias de razones.

Mis motivos para empezar a trabajar en casa 2

Razones que para el trabajador pueden ser…

  1. Conciliación laboral y familiar: la más clásica, sobre todo, para quienes tienen hijos.
  2. Ahorro económico, al no tener que pagar un despacho o un espacio de coworking.
  3. Ahorro de tiempo: en desplazamientos y, en muchos casos, en tiempoo  de trabajo, ya que el trabajo desde casa suele favorecer la productividad..
  4. Cambio radical. He conocido varios casos de personas que han decidido dejar de lado un empleo estable, pero que no les satisfacía, y empreder algo completamente distinto desde casa.

Y para las empresas serían…

  1. Un espacio de trabajo más pequeño, y por el que pagan menos. En ocasiones también, posibilidad de tener una oficina en una ubicación privilegiada cuando la plantilla que trabaja en la oficina es menor.
  2. Acceder a los mejores perfiles profesionales sin limitarse a aquellos que están “cerca” de la sede de la oficina..
  3. Una plantilla adaptada a las necesidades concretas de trabajo en cada momento, pudiendo contar con profesionales externos cuando sea necesario. Y, cuando se trata de freelancers, además, es posible poder contar con el mismo profesional durante más tiempo, ya que un trabajador que aspira a un trabajo fijo en empresa, puede encontrar el empleo deseado y no querer/poder trabajar nunca más con la empresa.

Son muchos los motivos para empezar a trabajar en casa, tanto por cuenta propia, como por cuenta ajena; sin embargo, lo importante es tener claro que es una alternativa que requiere de disciplina y esfuerzo para conseguir resultados.

2 comentarios en “Mis motivos para empezar a trabajar en casa

  1. Hola María

    A los motivos que pones, añadiría tener un lugar de trabajo a tu gusto con una decoración acorde a tu forma de entender tu labor. Los puestos de trabajo impersonales de muchas oficinas no son precisamente lo mejor para sentirte bien mientras trabajas.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Hola #Jerby:

      Me gusta mucho tu motivo y, efectivamente, lo de tener un espacio a tu medida y a tu gusto, acondicionado con lo que necesitas y sin elementos extraños de esos que abundan en muchas oficinas por moda o decisión de los de arriba es todo un lujo. En tu casa, te organizar como quieres, y si algo no cuadra, se retira y punto.

      Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.