Cómo empezar un negocio en casa por cuenta propia

empezar un negocio en casa por cuenta propia

Septiembre es un mes perfecto para nuevos comienzos, para buscar nuevas oportunidades, para mejorar… De hecho, aunque el comienzo del año es oficialmente  el uno de enero, muchas empresas consideran septiembre como el mes de inicio del nuevo año laboral (por no hablar del año escolar).

También para  el mundo del trabajo, septiembre es un mes perfecto para reinventarse o reconducir la propia trayectoria profesional, e incluso puede ser el momento perfecto para empezar un negocio en casa por cuenta propia.

¿Sabías que… Yo comencé a trabajar desde casa a primeros de octubre?

Pues sí, en septiembre aproveché que las empresas  empiezan nuevos proyectos para darme a conocer. En octubre ya tenía varios proyectos, a partir de ahí  empezaron a llegar clientes…

Sí, sí, ahora,  como es habitual, comenzarán los clásicos: “Tuviste suerte” “Es  que tienes  mucha iniciativa” “Sabes venderte” “Tenías experiencia”… Y sí, de todo ello hay parte de verdad, pero sobre todo, lo que tenía era una idea para empezar un negocio en casa por cuenta propia y muchas ganas de que funcionara..

Empezar un negocio en casa por cuenta propia: ¿Cómo?

Vale, la idea y las ganas las tenía, y las considero lo más importante, pero además tenía algunos elementos más que, desde luego, no me vinieron mal y que, de  hecho, son bastante útiles para empezar un negocio  por cuenta propia desde casa…

crear un negocio por cueneta propia

Saber qué actividad profesional

Sí, o sea, saber en que iba a trabajar. Es altísimo el porcentaje de búsquedas de trabajo freelance en motores que incluyen las palabras “trabajar en casa” o “trabajos desde casa”, así en general..

Para trabajar, en general, y desde casa en particular, primero hay que tener muy en cuenta la formación y la experiencia y, además, identificar las propias habilidades y competencias y convertirlo todo en un trabajo. Una vez que se de nombre a ese empleo, se puede empezar a buscar cómo realizarlo desde casa..

Contar con el espacio necesario para el negocio en casa

Yo soy de las afortunadas, ya que básicamente necesito un PC, una conexión a internet de calidad, una mesa y una silla para trabajar (bueno, y un poco de silencio…), pero hay empleos que necesitan de zonas de almacenaje o de espacio para equipos, u otros.

Teniendo claro el empleo por cuenta propia que se realizará, es más fácil saber cuánto espacio se necesita y cuál es el equipo mínimo para ejecutarlo. Con ello, es sencillo  saber si es posible trabajar desde casa sin problema, si es necesario hacer modificaciones o, en peor de los casos, si hay que buscar un espacio extra para el negocio freelance.

Llegar a los clientes: ¿Cómo?

Crear un negocio en casa suena bien, pero para que la creación tenga una vida larga, habrá que llegar a personas interesadas en el producto o servicio que se ofrece, ¿no?

negocio en casa por cuenta propia

Canales y  recursos para llegar a los clientes hay muchos y muy diferentes, algunos incluso dirigidos a sectores muy concretos.

Tener clara la idea de negocio es la base para elegir los mejores canales para darse a conocer. En mi caso, el contacto directo ha sido el que mejores resultados me ha dado, aunque también sugiero probar www.buscametrabajofreelance.com para publicar un buen perfil profesional y que sea visible para potenciales clientes.

Proponer un horario de atención al cliente

Lo de trabajar sin horarios es uno de los tópicos más conocidos del trabajo desde casa, no voy a ser yo quien niegue que es una ventaja (no son pocas las veces que trabajo de noche por ejemplo), pero eso del horario no es tan flexible como puede parecer o, al menos, no para todos los empleos.

Para mí, que trabajo con fechas de entrega, existe cierta libertad para realizar el proyecto a mi ritmo y según mi calendario (siempre con un ojo puesto en la fecha límite, por supuesto), pero al trabajar con empresas, no puedo olvidarme de que estas tiene un horario de 8 a 18, más o menos, así que he adaptado mis horarios para que si contactan para presupuestos, proyectos, o lo que sea, yo esté disponible para responder en el menor tiempo posible (evitando así perder trabajos, o tiempo…).

Contar con ahorros

Empezar un negocio desde casa y por mi cuenta no es barato, empezarlo desde casa, puede aligerar un poco la cuenta, pero tampoco va a ser gratis. De hecho, lo normal es que en los primeros  meses se tengan más pérdidas que ganancias y, al estar en casa, es probable que los cientes tarden algo más en llegar.

Para evitar un fracaso por falta de previsión económica lo ideal es tener ahorros trabajando en casa o, como alternativa, tener otras fuentes de ingresos.

Saber cuál es el valor añadido

¿Qué puedo ofrecer yo a los clientes que nadie más ofrezca? Puede parecer una respuesta difícil, pero considero que una de las claves del éxito en el trabajo por cuenta propia está en la respuesta que se le dé.

Consejos para prevenir ciberataques (3)

En mi caso, sé que soy buena escuchando y, además, cuando me plantean un proyecto  voy más allá de buscar como ejecutarlo, me gusta pensar que al realizarlo estoy resolviendo un problema del cliente, le estoy ayudando a progresar, colaboro en el crecimiento de la empresa… Cada proyecto no es solo un trabajo, detrás de él hay una historia que me gusta conocer para entender mejor qué se espera de mí como profesional.

A la lista se podrían añadir algunas más, pero al menos en mi caso, estas fueron las más importantes para que la idea de trabajar en casa se convirtiera en una realidad.

¿Cuáles son las más importantes para ti? ¿Añadirías alguna más? ¿Te has planteado un cambio de trabajo aprovechando la llegada de septiembre? ¡Cuéntamelo en comentarios!