Cómo compaginar ser madre y tener un blog

Por @madrede2blog

Hola a tod@s, mi nombre es Vanessa y soy la autora de Madre de 2 Blog. Tengo un niño de 4 años y una niña de 2, cuando mi hijo mayor tenía 8 meses tuve que decidir entre dejarlo la mayor parte del día al cuidado de terceros o renunciar, y renuncié… llevo de excedencia desde el 2014.

Soy una madre “joven” tengo 32 años y la verdad es que la mayoría de mis amistades no tienen hijos, mis sobrinos eran ya muy mayores y sinceramente llegué a un punto en que me sentía muy sola en mi maternidad.

Así es como llegué a los blogs, como lectora. Ya desde que estaba embarazada leía algunos artículos pero no seguía ningún blog. Siempre me ha gustado escribir, siendo adolescente escribía poemas y relatos cortos incluso empecé una novela (eternamente inacabada). Finalmente poco tiempo después de que naciese mi hija también nació Madre de Dos!.

image_1

Mi blog surgió de la necesidad de desahogar mis frustraciones, de mi soledad, de mi necesidad de interactuar con adultos aunque fuese de manera virtual, ya que de otra manera pasaba entre 12 y 14 h al día sola con 2 bebés que no hablaban. Quedarte en casa es duro, es un privilegio ver crecer a mis hijos día a día pero es duro, es muy solitario a veces, sobre todo cuando son muy pequeños y demandantes.

En el blog encontré mi vía de escape, poco a poco fui encontrándome incluida dentro de una comunidad, cada autor con opiniones y vivencias diferentes pero una necesidad común, la de expresarnos.

Si tuviese que decir lo mejor que me ha traído el blog es la gente, conocer la experiencia y los puntos de vista de tantas personas me ha enriquecido enormemente.

¿Y que hace una bloguera? Bueno eso depende mucho del objetivo de tu blog. Mi blog empezó como un medio para expresarme y con el tiempo se ha ido convirtiendo en algo más, en un proyecto a largo plazo y un aprendizaje profesional. Yo era vendedora, así que el Marketing siempre me ha interesado, pero con el blog empecé a interesarme por la parte más técnica del bloggin, el SEO, el Social Media, el diseño web.

Que mi blog no sea actualmente mi trabajo no significa que no quiera hacerlo bien, o que tenga éxito o que no me sirva como experiencia y aprendizaje de cara a un futuro profesional que quiero desarrollar desde mi casa. Al fin y al cabo todo el que escribe en Internet es para que lo lean cuantas más personas mejor.

En estos casi dos años he aprendido unas cuantas cosas a base de cometer algunos errores. Si estás pensando en abrir un blog sería bueno que te planteases tus objetivos: ¿quieres ganar dinero con él o es solo un medio para expresarte?

Si solo es un medio para expresarte te recomiendo que acudas a cualquiera de las plataformas gratuitas como Blogger o WordPress, crees una cuenta y empieces a escribir.

Si tu objetivo es ganar dinero… De momento no puedo ayudarte jajaja veréis yo no monetizo mi blog (aún) he hecho algún post patrocinado para alguna agencia, tengo unos pocos (muy pocos) ingresos por publicidad pero todo lo que gano se re-invierte en el blog.

Y es que una cosa que hay que tener clara es que la mayoría de los blogs se abandonan antes del primer año, así que sólo el hecho de seguir generando contenido de manera más o menos constante ya lleva mucho trabajo, muy pocos blogs se monetizan y de los que lo hacen muy pocos generan suficientes ingresos para vivir de un blog.

Pero el blog me trae muchas satisfacciones, mails de gente a las que de alguna manera he ayudado o se han sentido identificadas conmigo y a veces digo que es como mi tercer hijo, ese que no voy a tener porque no puedo permitírmelo , simplemente me gusta cuidarlo y verlo crecer.

Cuando empecé recibía unas 100 visitas AL MES, ahora mismo estoy entre 3000 y 4000, para mi ni son muchas ni son pocas, son un 300% más que hace 1 año y lo más importante es que son de gente que aprecia lo que escribo, hace 1 año y medio tenía unos 50 lectores recurrentes, esto es gente que te lee y vuelve semana tras semana a por más, ahora tengo unos 1500 y cada uno de ellos encuentra en mi blog “algo” que los hace volver y solo por eso yo ya estoy tremendamente agradecida.

Pero si estás pensando en abrir un blog permíteme unos consejos básicos desde mi experiencia:

  • Escribe lo que piensas, no escribas pensando en agradar, la gente busca sinceridad así que sé autentica; Internet está lleno de gente que aparenta ser lo que no es y créeme al final se les nota.
  • Si puedes organiza un calendario de publicación, escribe contenido por adelantado y prográmalo para que salga siempre el mismo día o días. Consejos vendo que para mí no tengo…yo he sido incapaz de organizarme un calendario editorial en casi dos años de bloggin pero estoy en ello, palabrita.
  • No te vuelvas loca con las redes sociales, no hace falta estar en todas partes, spamear un poco con tus publicaciones está bien pero no quieres ser ESA bloguera que está hasta en la sopa… Y por lo que más quieras no respondas a los Trolls de Twitter, ellos son cobardes y como anónimos no tienen nada que perder pero tú tienes una marca personal que proteger si pretendes dedicarte a esto.
  • Disfruta la vida como si no tuvieses un blog! No te obsesiones, no dejes de vivir tu vida REAL por vivir una vida virtual, recuerda que mientras estás en Twitter tus hijos crecen.

Suerte y éxitos! Nos leemos por las redes!

Este artículo es una colaboración. Muchas gracias por compartir tu experiencia como bloguera y madre con nosotros. ¡Nos leemos!