Frases que muestran cómo se ve el trabajo en casa desde fuera


Trabajar en casa no es algo que se haya inventado ayer. Los trabajos en casa existen desde hace mucho, desde mucho antes de que tecnologías de la información y la comunicación aparecieran, aunque internet ha facilitado muchísimo las cosas a los que nos ganamos el sueldo sin salir de casa.

Que sea antiguo, que cada vez seamos más los profesionales que montamos la oficina en casa y que las empresas también aprovechen las ventajas del teletrabajo, no evita que hay mucho desconocimiento sobre cómo se trabaja en casa y qué significa realmente esta modalidad de empleo o autoempleo. Ya sea por novedoso, porque no es lo más frecuente o porque al buscar “trabajo en casa” en internet las primeras posiciones las ocupan actividades como montar bolígrafos, rellenar encuestas o los negocios piramidales, lo cierto es que decir: “trabajo desde casa” es arriesgado porque significa exponerse a todo tipo de reacciones y comentarios.

Ya sé que cada profesión tiene que soportar tópicos de los demás, ¡ningún trabajo se salva! Precisamente sobre los tópicos de las profesiones hablaban hace unos días en Las Mañanas Kiss (pues sí: en ocasiones escucho la radio mientras trabajo y la que pone “El mejor pop rock de los noventa hasta hoy” es mi favorita). Todos caemos en el error de pensar que el trabajo de otros es mejor o más sencillo que el propio basándonos en lo creemos saber sobre él. Yo también tengo mis creencias, idealizadas muchas veces sobre otros trabajos.

Aunque hoy voy a hablar de las que me afectan a mí como trabajadora desde casa. De hecho, no voy a hablar de cosas que he leído, que en encontrado navegando por internet o que supongo que se pensarán, he elegido cinco comentarios que me ha hecho mi entorno y que, aunque comprensibles, dejan bastante claro cómo se ve el trabajo en casa desde fuera.

Frases que reflejan cómo se ve el trabajo en casa desde fuera

“Pues sí que tenías la luz encendida pronto esta mañana, sí”

La vecina de enfrente me soltó este comentario un día en el que nos cruzamos por la calle. Al poco de mudarnos, hablando un día de unas cosas y de otras, salió el tema laboral, así que comenté que trabajo en casa. El tema le resultó llamativo tuvimos una pequeña conversación sobre mi trabajo, mis rutinas, mis horarios…

Una de las cosas que recuerdo es que tengo una jornada de trabajo en casa con un horario bastante preciso y que madrugo bastante, lo recuerdo porque dijo que ella no podría trabajar así. A los pocos días nos volvimos a encontrar y me comentó que había visto la luz encendida prontito… Me hizo gracia porque significa que estuvo controlando si era verdad que madrugaba, imagino que hasta entonces su idea era: ¿Para qué vas a madrugar estás en casa y tienes todo el día para ir haciendo cositas?

“¿Cómo es que tienes tanto trabajo?”

Que otros hagan planes y me incluyan escudados en la idea de que “como estoy en casa siempre estoy disponible” es algo a lo que me enfrento casi todos los meses. No voy a negar que, aprovecho la libertad de la que gozo para organizarme y, en ocasiones, sí que muevo mis horarios para adaptarlos a actividades y planes.

Pero que lo haga en ocasiones no quiere decir que pueda hacerlo siempre, y si indico que no puedo porque tengo uno o varios proyectos que entregar me arriesgo a esta frase, que he escuchado de diferentes personas, casi todas de mi entorno más cercano.

Casi siempre explico “mi secreto” para tener disponibilidad: hacer el trabajo antes y cruzar los dedos para que mientras me permito el “lujo” de tiempo libre, no llegue “ese” proyecto que me alegra el mes y sea de carácter urgente.

“Yo creo que no podría trabajar en casa”

Lo he oído tantas veces, que no podría asignarlo solo a una persona. Es el que más he escuchado cuando hablo un poco de mi trabajo. Siempre hay alguien que afirma que no podría trabajar en casa.

Al principio me sentaba muy mal, tal vez porque me ponía muy a la defensiva, pero ahora simplemente comento que hay profesiones en las que se trabaja por las noches, o en fines de semana o mientras todos están de fiesta, que seguro que muchos trabajadores también pensaban eso ante de comenzar a trabajar y que el trabajo en casa es solo una más de las formas de trabajar, que a todo se adapta uno cuando es necesario.

“¿Y eso te da para vivir?”

Hace unos añitos a una amiga se le ocurrió esta pregunta el día que celebrábamos que ella acababa de encontrar un trabajo “en lo suyo”. Además de la pregunta en sí, leí entre líneas un: ¿Cuánto ganas trabajando en casa? Dando por supuesto que lo justo para “sobrevivir”.

En el momento la pregunta me  me dejó bloqueada. ¿Cómo se responde a una pregunta así? Desde luego, si lo que quería eran cifras, se quedó con las ganas de obtenerlas, lo que le dije fue:

“Trabajar por cuenta propia en España no es barato y yo ya llevó más de dos años dada de alta.” Así que le dejé claro que es trabajo por internet y desde casa, pero no es un trabajo de subsistencia.

“¡Cómo tú puedes trabajar tranquilamente en la terraza del bar mientras te tomas una cervecita!”

Con su característico sentido del humor me soltó está sentencia un familiar pensando que llevando mi portátil de paseo, tanto podía estar en la terraza de un bar charlando con amigos mientras trabajo, que en la playita o en un parque tranquilamente tumbada sobre el césped.

Simplemente le expliqué que como plan sonaba apetecible, pero que mi nivel de concentración iba a verse bastante afectado y eso repercutiría en la calidad del trabajo y en los tiempos de entrega. Así que mejor trabajar en casa y dejar bares y terrazas para cuando pueda disfrutar al 100% de la cervecita.

Como se entiende el trabajo en casa

A los que trabajáis en casa, un consejo: “Armaos de paciencia, porque estos son solo cinco ejemplos, pero la lista es casi infinita” Por si necesitáis motivación extra, aquí tenéis una lista de 10 frases de motivación para trabajar.

En cualquier caso, entiendo que la idea de trabajar en casa sigue siendo llamativa. Además, muchas de estas ideas sobre cómo se ve el trabajo en casa están relacionadas con la gran cantidad de artículos y contenido que unen la promesa de ganar dinero desde casa fácilmente con imágenes de personas repanchingadas en el sofá, tumbadas en el césped o con un ojo en una cazuela, un brazo sosteniendo al bebé y otro en la pantalla de un PC.

14 comentarios en “Frases que muestran cómo se ve el trabajo en casa desde fuera

    • Acierto seguro si apunto a la de madrugar o la de yo no podría 😛 Son los tópicos más comunes, y también los más usados por personas muy cercanas, junto con el del pijama, que no está incluido en la lista.

      No te preocupes, sabemos que se dicen sin mala intención, más bien, todo lo contrario. Mi madre, por ejemplo, siempre que voy a casa me dice uno de sus: “Bueno, hija, tú mañana, te levantas tranquilamente, haces lo que tengas que hacer y, cuando tengas un rato, para despejarte vas por pan, pones la lavadora…”

      Y no te creas, que a veces también nos viene bien una llamada de atención, así no nos despistamos y volvemos al redil (la carne es débil :P): nada como que nos suelten un tópicazo para demostrar que eso no va con nosotros.

      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  1. Jajajaja… cuando trabaje cien por cien desde casa, sufrí casi las mismas preguntas: ¿Te la pasas todo el día en casa, que no trabajas? ¿Si te la vives todo el día en casa porque no haces el mandado? ¿como es posible que no tengas tiempo para otras cosas? ¿Estas ganando así dinero? Cosas Cosas… parece hasta Tabu este tema xD.
    Saludos y muy buena vibra! Os comprendo totalmente.

    Le gusta a 1 persona

    • Solo cuando se ha trabajado en casa se entiende lo mal que sientan estas frases, y todas las que dices, y otras muchas, porque si hay algo que he aprendido es que las frasecitas son de lo más variadas y pueden llegar de quien menos te lo esperas.

      ¡Ánimo! Un saludo

      Me gusta

    • Con el tiempo he aprendido a reirme de estas, y de muchas más, y a tomármelo con mucha filosofía, pero en su momento no me hicieron ninguna gracia…

      Por cierto, hoy me acordé de ti: ¡Feliz Giving Tuesday! Después de todas las compras, hoy toca ser solidarios, será para sentirnos menos culpables…

      ¡Feliz tarde!

      Me gusta

  2. Muy bueno!! Hay gente que ni te cree, otros que te creen tirado todo el día, el de la tía mortal, bien de fotos freelance, en mi caso ni en el sillón puedo tirarme con la compu!! Cuando me tiro me desparramo!! Saludos!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s