Trabajar y estudiar en casa, ¿el paraíso?


Por ANA LUISA PÉREZ OLAGARAY O.

Mi último semestre de universidad estuvo marcado por una clara tendencia: la falta de tiempo.

Era mi octavo y último semestre de la licenciatura en comunicación, sobra decir que era una época de locura, las restantes 8 materias que tenía se presentaban ante mi como una gran montaña que veía difícil de sortear. Como era los pasos finales, mi casa de estudios me pedía que tuviera una experiencia laboral antes de salir a lo que se conoce como “el mundo real”. Sin mucho ánimo y con pocas esperanzas comencé mi búsqueda.

Trabajar y estudiar en casa

Back to school

Después de penosos intentos, me topé con Linio, un nuevo e-commerce ubicado en América Latina, lo cual desde el principio llamó mi atención, una empresa grande buscando jóvenes que tuvieran ganas de entrar al mundo de la venta en línea. La entrevista me convenció de inmediato de que me gustaba la compañía, pero como todos mis compañeros de aula, tenía el problema de seguir estudiando unas clases que apenas y escuchaba.

Al decidir compartir con la empresa mis dificultades de desplazarme 1 hora desde mi casa a la oficina y una hora extra de la oficina a mi casa, se apiadaron de mí y me dejaron realizar mi servicio desde las instalaciones de mi hogar. Yo, no hace falta decirlo, me sentía realizada.

De esa manera la experiencia comenzó, me despertaba a una hora respetable y completaba con diligencia mis labores de cada día, me gustaba tener que cumplir objetivos y no tiempos, tener que llegar a metas y no ser checada en cada movimiento. El trabajar en casa me abría la puerta a ser más libre con mis tareas de la escuela y poder terminar como Dios manda mi último grado de estudios.

Pronto descubrí que estaba naciendo un nuevo problema, primero no lo vi de forma clara, pero como avanzaba el tiempo se hacía más latente. Mi madre, de mediana edad, que pasaba los días en la casa buscando distintas actividades que realizar todos los días había fijado sus ojos en mí, como lo última y única de sus hijos que vivía en casa, y con un pensamiento generacional antiguo, no entendía que el estar en una computadora por 6 a 8 horas diarias en mi propia casa podía significar un “trabajo de verdad”.

Sí, mi problema era que mi mamá día con día me invitaba a realizar actividades que me resultaba cada vez más difícil de negar. Ejemplo de esto era ir a desayunar con sus amigas, acompañarla a una función de matiné o simplemente ir al salón de belleza. Poco a poco me había alejado de mi trabajo, lo cual no fue nada bueno, se necesitó mucha fuerza de voluntad tener que seguir todas las tareas del día a día sin distracciones.

Así que: ¿trabajar en casa mientras se concluyen los estudios es el paraíso?

La verdad es que sí, uno tiene sus tiempos y sus objetivos, pero no es cosa fácil, se requiere concentración y mucha, pero mucha responsabilidad. Concluyendo mis estudios pude incorporarme oficialmente a las oficinas físicas, lo cual resultó un cambio drástico, pero de cierta manera natural, mi experiencia de trabajar en casa fue buena, aprendí mucho, especialmente de mí misma, y ahora conozco los beneficios, y espero poder encontrar un justo medio para este gran debate de mi vida.

Esta es una colaboración de Ana Luisa Pérez Olagaray O. Muchísimas gracias por tu aportación. 

4 comentarios en “Trabajar y estudiar en casa, ¿el paraíso?

  1. ¡Qué buena artículo! Me retrotrae a mis días de instituto en los que, como familia de pocos recursos, montamos una pequeña empresa (por sugerencia mía) de fabricación de muñecas que luego esta servidora vendía en la puerta del metro. La verdad es que creamos una verdadera “cadena de producción”, en la que todos los miembros de la familia (incluida la abuela) se encargaba de algo: coser, modelar, planchar, pegar… El resultado era bastante bueno (incluso llegamos a venderlas en una cadena llamada “Musgo” y nos aportaba algún dinerillo. Era duro compaginar las dos cosas pero lo recuerdo con mucho cariño… Un abrazo para ti, María, y otro para tu estupenda colaboradora.

    Le gusta a 1 persona

    • ¡Gracias! Las colaboraciones son una parte esencial del blog, ya que, aunque he aprendido mucho en estos años, no lo sé todo sobre el trabajo desde casa. Antes eran semanales, pero por diferentes razones, ahora solo cuando alguien se interesa por colaborar, en cualquier caso siempre estoy encantada de contar con este tipo de aportaciones que enriquecen en espacio con otros puntos de vista y otras anécdotas.
      Tu historia me recuerda mucho a la de mi “respectivo”, todo un emprendedor desde temprana edad y que también tuvo unos comienzos muy similares… Hay personas que siempre tienen esa inquietud emprendedora y que saben ver negocio donde otros solo ven entretenimiento, diversión o hobby, creo que lo que cuentas hoy es un buen ejemplo de ello. Un abrazo

      Me gusta

  2. Me encanta, no se si fue debido a los Cookies de mis redes pero di con tu publicación justo en el momento en el cual estaba pensando en, exactamente lo mismo. Yo trabajo actualmente pero me debo dividir en muchas partes para diferentes actividades, entre ellas, adquirir ingresos por medio de internet. Mi madre, de igual manera me pide realizar diferentes actividades mientras estoy generando ingresos lo cual es muy difícil. Actualmente entraré a estudiar Mercadotecnia internacional en linea por lo que imaginaras mi situación jaja. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

    • Estudiar y trabajar es difícil, trabajar desde casa es difícil, así que si se une todo el resultado es el caos absoluto. Me gustaría decir que tus padres se acaban acostumbrando (o el resto de la familia), pero al menos por mi experiencia, eso pertenece solo al mundo de los sueños… jeje.
      ¡Mucho ánimo y paciencia para el trabajo y muchos éxitos en tus estudios!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s