Primeros pasos para buscar trabajo como freelance desde casa


El 5 de octubre de 2012 inicié mi andadura como freelance desde casa. Hoy se cumplen cinco años desde que me adentré en el mundo del teletrabajo por mi cuenta. Así que, empiezo por desearme: ¡Feliz quinto aniversario en el mundo del trabajo desde casa! 

Cinco años, que se dice pronto. Un lustro. Cuando miro hacia atrás recuerdo muchas anécdotas, muchos proyectos que me trajeron grandes satisfacciones, grandes clientes con los que trabajar ha sido un placer y, bueno, también experiencias que, aunque no tan positivas, me sirvieron para aprender…

Pero antes de todos los clientes, antes de los proyectos, antes de tener un planning de trabajo para llevar un control de todos los trabajos pendientes y no olvidarme de nada. Antes de todo tuve que seguir una serie de pasos para buscar trabajo como freelance desde casa.

Primeros pasos para buscar trabajo como freelance desde casa

Crear una rutina de trabajo efectiva (2)

La difícil decisión de ser freelance

¿Y si trabajo desde casa? Una pregunta que me hice una mañana y que no tenía una respuesta tan fácil como podría pensarse. Sí, bueno, simplificando mucho, se trata de tener trabajo y de desarrollarlo desde la casa; pero hay muchos pequeños detalles, y otros no tan pequeños, que conviene valorar.

¿Dónde se trabajará? ¿Y cuándo?

Trabajar en casa, como idea, puede sonar bien, pero “casa” es un concepto algo abstracto y, la verdad es que, si se piensa en convertir el trabajo en algo a largo plazo, hay que tener claro qué parte de la casa se “invadirá”. Sí, sí, invadir, porque a nada que me di cuenta, tenía papeles, documentos, cables y elementos varios alrededor de la zona de trabajo.

Además, la invasión del trabajador implicar ocupar el espacio donde otros están o solían estar o, incluso, tener que compartir espacio, aunque sea a distintas horas.

¿Es compatible con estar en casa?

El trabajo es trabajo, y la casa es la casa. Parece lógico, pero en casa hay muchas distracciones, ¡Muchísimas! Familia, ruidos de la calle, el día a día en casa, la pereza… Y son tantas las pruebas de fuerza de voluntad que hay que superar.

No es algo que una vez que se superen un día, se pueden olvidar, hay que lidiar con ellas a diario, y no siempre es fácil…

Con el tiempo aprendí a gestionar mi tiempo, el espacio del que dispongo en casa, logrando que las distracciones no fueran impedimento para desarrollar los proyectos de forma eficaz, en definitiva aprendí cómo crear una rutina de trabajo efectiva, y no fue un proceso rápido, sino que me llevó mucho tiempo.

Buscar trabajo como freelance: ¿Dónde y cómo?

Por convición, por comodidad, por necesidad o porque no hay otra alternativa, la decisión de trabajar en casa está tomada. Pero que el “trabajador” lo sepa no implica que el trabajo llegue a casa, hay que salir a buscarlo. Y salir a buscarlo, quiere decir darse a conocer como profesional o, al empezar a buscar trabajo como freelance desde casa, al menos, encontrar oportunidades de trabajo.

Plataformas de búsqueda de proyectos para freelancers

Las plataformas de búsqueda de proyectos para freelancers siempre aparecen en primer lugar, lugares en los que hay muchas ofertas y a las que empresas y particulares acuden también en busca de freelancers. Por mi experiencia, pueden ayudar al principio, pero sobre todo ayudan para tener claro qué se pretende del trabajo y qué no, y cuáles son los errores que hay que evitar.

No digo que no haya conseguido interesantes proyectos gracias a las plataformas de trabajo freelance, alguno hay, pero en la balanza pensaría más el lado de las “cosas de las que he aprendido“, o dicho claramente, que he tenido bastantes malas experiencias, y no solo desde el punto de vista estrictamente profesional.

Los clientes también buscan servicios de freelance (blog, página web, perfiles)

Darse a conocer para un profesional no es fácil y, desde luego, que la sede del autónomo sea su propio domicilio no lo hace más sencillo, pero por suerte se pueden aprovechar las numerosísimas opciones que internet ofrece para presentarse como el profesional que se desea llegar a ser.

Si las plataformas sirven para “pescar algún proyecto” a base de competir por ofrecer el precio más bajo y el proyecto acabado en el menor tiempo posible; la alternativa para conseguir tarifas que valgan la pena es “presentarse” con un perfil que demuestre por qué pagar más por nuestros servicios o por qué confiar en nosotros.

Crear un portfolio de proyectos, participar en eventos del sector, tener un blog propio, utilizar las redes sociales genéricas y algunas específicas o promover el contacto empresas y profesionales pueden retardar un poco el momento de empezar a funcionar, pero son una opción que dará muy buenos frutos si se tiene algo de paciencia y mucho de constancia.

El contacto 

No es la primera vez que indico que yo prefiero el contacto directo con las empresas. Pero se emplee una campaña de email marketing o se utilicen las plataformas de trabajo en casa, hay que cerrar proyectos y hay que hacerlo defendiendo los propios derechos y la propia identidad profesional que, aunque no lo parezca, a veces es tan fácil de perder, sobre todo al iniciar la búsqueda de trabajos desde casa.

Lleva algo de tiempo aprender a conseguir los primeros proyectos trabajando en casa.

Encontrar trabajo desde casa por cuenta propia

Buscar trabajo, encontrar trabajo y tener trabajo desde casa no son lo mismo. Buscar puede llevar a encontrar, pero para tener trabajo o, mejor dicho, proyectos de trabajo, hay que convencer a los clientes de que están ante la mejor opción para ellos. Así de simple.

Tener claro qué tipo de servicios se ofrecerán

Cuando se buscan los primeros proyectos y las oportunidades de encontrarlos son pocas, y aún menos la de tener trabajos, es fácil decir que sí a cualquier proyecto que tenga, más o menos, relación con el propio campo. Pero esta es una vía que suele traer pocas recompensas y mucha frustración…

Tener claro, y dejar claro, qué es lo que se espera ofrecer a los clientes y cuál es el objetivo profesional que se persigue es la mejor forma de lograrlo.

Contar con la formación y la capacitación para desarrollar proyectos

Cuando se valora el inicio de una relación profesional con un freelance, la empresa tendrá en cuenta no solo qué proyectos ha desarrollado con anterioridad y los resultados, sino también cómo se puede convertir esa experiencia en un proyecto de éxito para ellos. Después de todo, muchas veces los freelancers trabajamos con empresas que son competencia entre sí, aunque para nosotros sean clientes diferentes.

Y es aquí donde la formación para el trabajo, la capacitación y la actualización como profesionales se convierte en imprescindible. Cada nuevo proyecto debe combinar la experiencia de proyectos anteriores, con la capacidad para desarrollar un proyecto nuevo y que tenga en cuenta el entorno en el que la empresa o el cliente desarrolla su actividad.

Saber cómo gestionar un negocio de forma freelance

Trabajar desde casa de forma freelance no solo es “trabajar”, también hay que realizar otras actividades como parte del proyecto de trabajo por cuenta propia, actividades que, por cierto, llevan buenas porciones de tiempo. Tiempo que no se puede dedicar a trabajar. Y estas actividades, entre las que se incluyen las facturas, la gestión de cobros, la planificación de tiempo, las negociaciones, las reclamaciones y actualizaciones de proyectos, los trabajos urgentes e imprevistos… se aprenden, pero ayuda mucho tener claros algunos conceptos y tener algo de experiencia.

Hay muchas cosas que hay que saber para trabajar desde casa, algunas se pueden aprender con formación, otras se aprenderán con la experiencia y con el tiempo.

Un proyecto a largo plazo

Trabajar en casa parece una idea sencilla, lo difícil es convertir esa idea en una realidad que funcione y, sobre todo, en una que funcione para convertirla en un proyecto de trabajo del que poder vivir (y al que poder sobrevivir…)

Seguir buscando clientes (los clientes vienen y van)

Si hay algo que con el tiempo he aprendido es que no hay cliente “para siempre”. El ideal sería tener clientes estables, siempre los mismos – buenos clientes, mejores pagadores a ser posible – y centrar los esfuerzos en desarrollar proyectos para ellos; la realidad es que hay que conseguir tener proyectos siempre.

Hay clientes que proponen un proyecto y de los que después de terminarlo nunca más se sabe; los hay que prometen relación de continuidad o largo plazo y, en realidad, no lo son; los hay que parecen pequeños proyectos puntuales y se convierten en relaciones laborales de años; los hay que no merecen la pena al freelance por muchos motivos…

Nunca se sabe cuándo ese cliente que parece tan estable, o ese de facturación “interesante” puede desaparecer o cuando necesitará cambiar de estrategia. Pero lo cierto es que, un freelance solo puede contar consigo mismo y con su capacidad para reinventarse sin dejar de buscar nuevos proyectos, y sin acomodarse en la tranquilidad de tener varias cuentas con clientes estables.

La motivación para trabajar en casa

Y sí, se habla mucho de lo bueno que es trabajar en casa, de las ventajas que ofrece y de que, hace falta tiempo, pero se puede lograr trabajar en casa, e incluso tener éxito y numerosos proyectos.

Pero menos se habla de que siempre hay temporadas en las que, de repente, la demanda de proyectos cae, por el motivo que sea. Un profesional freelance con experiencia trabajando de forma autónoma, desde casa o no, acabará entendiendo que se trata de ciclos, pero para un novato o para alguien que ya cuenta con algo de experiencia, que un buen día vea que al correo no llegan proyectos nuevos, asusta bastante.

Es ahí cuando la motivación juega un papel importante y cuando contar con objetivos profesionales que vayan más allá de tener proyectos ayudará  superar ese periodo aprovechándolo para acercarse a la meta de los objetivos.

El “colchón”

Si hay una palabra con la que definiría el trabajo en casa esa sería “irregular”. Irregulares son los proyectos, que pueden llegar de forma masiva obligando a ampliar los horarios y a renunciar a los fines de semana, o desaparecer, haciendo que sea difícil rellenar los horarios normales; irregulares los clientes, que pueden aparecer y desaparecer, ser a largo plazo o de breve término, que pueden enviar proyectos jugosos o pequeños trabajos. Irregulares los ingresos, que pueden llegar el bloque a la cuenta, o que pueden quedar como pendientes.

La tranquilidad para mantener un proyecto de trabajo en casa a largo plazo, más allá de las irregularidades está en no olvidar contar con un soporte económico para que las épocas de bonanza sirvan para soportar las de escasez, de forma que estas sean solo temporales.

Al final, el trabajo en casa es algo de lo que mucho se puede hablar, como ejemplo este post, en el que he batido mi record de palabras, y en el que he dicho muy poco si lo comparo con todo lo que he aprendido. Está lleno de experiencias y anécdotas que hay que vivir en primera persona para entenderlas y saber como afrontarlas, porque es lo que convierte el proyecto de trabajo en casa en una realidad con la que ganarse la vida.

13 comentarios en “Primeros pasos para buscar trabajo como freelance desde casa

  1. Hola María muy buen post y me gusta porque hablas de aspectos incómodos de los que no se suele hablar cuando se dice “freelance” como la gestión de cobros y de “el colchón” que para mí son imprescindibles ya que el trabajo que supone cobrar y más a personas bohemias que no nos gusta hablar de dinero… es increíble.
    Buscar y seguir buscando clientes con lo que esto conlleva, el no decir no a algo que te venga bien que acaba siendo temporadas de mucho curro (para cuándo no haya) y temporadas de prospección que son eternas…
    Yo actualmente trabajo por cuenta ajena fuí freelance y en aquella época lo poco que había era información muy “tu puedes” pero no era tan objetiva como la que expones hoy en el blog
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    • Ilusión y motivación están muy bien, pero cuando se trata del futuro profesional, hay que acompañarlo de una buena dosis de realismo. En mis comienzos yo también lei mucho sobre mas maravillas del freelancing (ganancias, libertad horaria), pero muy poco sobre todo lo que significa ponerse por cuenta propia (gestión, facturas, clientes…)

      Un saludo

      Me gusta

  2. Querida María: antes de nada, ¡felicidades por tu quinto aniversario como trabajadora que se enfrenta a un doble reto: “ser freelance” y, además, “trabajar en casa”! He leído tu post con gran interés y, como siempre no puedo estar más de acuerdo. Por mi parte he perdido la cuenta (glup) de los años que llevo trabajando en casa y, por si fuera poco, compartiendo vivienda con otro freelance. De hecho, tenemos reglas estrictas sobre el uso de la casa (y los momentos en los que nos encontramos durante la “jornada laboral”) para preservar la armonía familiar. De todo lo que has dicho, me quedaría con algo real como la vida misma: con independencia de lo buena, puntual y eficaz que seas, los clientes se pierden, en muchos casos por causas ajenas a nosotros y la calidad del trabajo realizado. Por ello es imprescindible seguir buscando nuevos clientes, incluso en los momentos de vacas gordas, lo que a su vez plantea un nuevo desafío: si mi campaña de captación funciona, ¿puedo hacer frente a la demanda? En fin, que la vida del freelance está llena de incertidumbres y tus posts ayudan a clarificar muchas de ellas. Un abrazo, compañera.

    Le gusta a 2 personas

    • Gracias por otro acertadísimo comentario que tanto aporta. Los motivos por los que se deja de trabajar con empresas clientes son tan variados, algunos de ellos tan curiosos e insospechados, que darían para escribir varios post… ¿quién no ha perdido de la noche a la mañana a ese cliente que parecía eterno?

      El tema de buscar nuevos clientes es uno de los más complicados y, a veces es cierto que buscar en temporada de vacas gordas pueden parecer contraproducente, pero no han sido pocas las ocasiones en las que una campaña de captación lanzada en ese momento, me ha salvado en un periodo de vacas flacas…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s