Nunca subestimes tus aficiones, no sabes dónde te pueden llevar


Por @ensayistica

Nunca subestimes tus aficiones, no sabes dónde te pueden llevar. En mi caso, mi afición me llevó a interesarme por el trabajo freelance, y todo empezó por querer aprender inglés. Como decía Manolito Gafotas, empecemos por el principio de los tiempos.

No subestimes tus aficiones

Me encontraba yo en mis felices 20 cuando decidí que ya era hora de mejorar mi nivel de inglés, concretamente el escrito y la compresión auditiva, y tuve la idea de empezar a subtitular series, películas y documentales para mi propio beneficio educativo.
No tardó en gustarme este pequeño experimento, a la vez que realmente me había servido para ampliar mi vocabulario, así que mi interés me llevó a buscar información sobre el mundo de la traducción audiovisual, información que la mayoría de las veces siempre tenía que buscar en inglés dado que en español no había tanta información al respecto. En una de esas búsquedas di con una plataforma sin ánimo de lucro en la cual cualquier persona podía colaborar de forma voluntaria subtitulando varios vídeos que la misma plataforma tenía en su web, siendo los derechos humanos la temática mayoritaria. Algunas personas pensarán que esto es trabajar gratis (la traducción audiovisual lleva más tiempo de lo que parece), por mucho que se le quiera añadir la coletilla de “sin ánimo de lucro”, pero en ese momento pensé que otra opción que tenía era ser una especie de becaria no remunerada en una empresa que sí se lucraría con mi trabajo, así que entre una cosa y otra ya podéis adivinar qué fue lo que preferí para seguir formándome en este campo.

Pues bien, cosa de un año más tarde esta web empezó a pagar por subtitular vídeos, y así fue cómo yo empecé a ganar dinero de lo que hace no tanto tiempo tan solo era un recurso más para aprender inglés. De hecho, hoy por hoy es una de las cosas que más me gusta hacer profesionalmente hablando, y es un trabajo que cómodamente puedo hacer desde la comodidad de un sofá. Pero atención, tampoco quiero engañar. Llegar a donde llegué lo logré con insistencia, paciencia y ganas, pero el factor suerte fue fundamental, es decir, estar en el momento y lugar indicado, y sobre todo en un mundo especialmente complicado como es el de la traducción audiovisual.

¿Seguiré trabajando de esto en un futuro? La probabilidad es alta. ¿Vivir de un hobby es algo que todo el mundo puede hacer? Nadie nació enseñado. ¿Y por qué me gusta más trabajar desde las cuatro paredes de casa, cuando pueda trabajar desde las cuatro paredes de una oficina cualquiera? Pues porque nadie es perfecto.

Este artículo es una colaboración con Ensayísticamente Hablando.

Muchísimas gracias por compartir tu historia con nosotros. ¡Nos leemos!

11 comentarios en “Nunca subestimes tus aficiones, no sabes dónde te pueden llevar

  1. TE DIRÉ QUE CUANDO ERA EL GERENTE REGIONAL DE UNA IMPORTANTE EMPRESA DE CONSTRUCCION Y DE PROMOCIÓN INMOBILIARIA, EN VALENCIA, EN NUESTRO EDIFICIO TENÍAMOS ARRENDADA UNA OFICINA A UNA EMPRESA QUE CREO ERA REPSOL. LA EMPRESA DECIDIÓ CERRAR LA OFICINA Y MANDAR A TODOS A TRABAJAR A SU CASA Y PARA ELLO LES ACONDICIONÓ Y PAGO TODOS LOS GASTOS PARA ELLO. LOS CHICOS, AL POCO DE INICIRASE ESA ETAPA, SE REUNÍAN TODOS LOS DÍAS A LAS 10 EN EL BAR DE NUESTRO EDIFICIO, COMO HACÍAN ANTES, PARA ALMORZAR. CURIOSO ¿VERDAD?

    Le gusta a 1 persona

    • Es una pregunta que muy interesante, desde luego, porque muchos ven el trabajo en casa como una alternativa hasta que llega “algo mejor”, pero quienes trabajamos en casa y nos lo tomamos en serio no podemos volver a imaginarnos en una oficina.

      Yo misma me cambié de ciudad hace poco, y por eso de conocer a gente y tener una excusa para salir, mi pareja me sugirió que me buscara alguna hora de trabajo fuera, aunque fuera un par de horas a la semana. Cuando me lo dijo la sensación que tuve fue como si me estuviera privando de la libertad.

      Quiero decir, que la idea ,desde un punto de vista lógico, es buena, pero cuando la escuché me pareció horrible. Al final he optado por otra fórmula para salir y conocer gente, y que además no viene mal a quienes trabajamos en casa: ¡el deporte!

      Saludos

      Le gusta a 1 persona

    • Jajaja. Y a mí me ha encantado la sinceridad con la que has relatado tu historia y, sobre todo, lo motivador de la misma.
      Emprender no tiene por qué ser algo rebuscado, planificado, medido y meditado, el proceso puede muy sencillo, tu experiencia es un ejemplo de ello.

      Millones de gracias por compartirla. Cuando quieras, estás invitada a volver.
      ¡Mucho éxito!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s