Lo negativo y lo positivo de la decisión de trabajar desde casa


Por Fabio Descalzi @fadesga

Hace ya 14 años que tomé la decisión de trabajar desde casa. Me tenté con una consigna publicitaria que más o menos decía así: vivir en este país, trabajar allá lejos, cobrar allá lejos y gastar en este país. Me refiero al mundo del teletrabajo. Me tentaba tanto la idea, que luché para llevarla a la práctica, y aquí estoy, con un montón de resultados para contar. Tengan en cuenta que quien estas líneas escribe trabaja por su propia cuenta, no es empleado de nadie, y tampoco tiene ningún empledo a cargo, así que deberán leer esto comparando con, digamos, un masajista a domicilio o un escritor de novelas.

Voy a empezar contando la parte negativa del asunto, para que no piensen que estoy tratando de venderles esto como la panacea de la vida. Trabajar en casa no es para cualquiera. Lo más matador es que no hay horarios para absolutamente nada, ni tampoco para vivir. Excepto que uno tenga una disciplina de fierro y, además, sea un excelente domador de leones (los clientes, “contentísimos” de que los compare con fieras de circo), uno corre el peligro de estar trabajando día y noche, fines de semana, feriados, vacaciones enchufado al dispositivo móvil para solucionar problemas remotos, todo eso. Agreguemos, además, que este teletrabajador tiene una extrema capacidad para concentrarse en cosas abstractas, lo que equivale a decir que la vida práctica no existe; mientras más de un padre de familia sale del hogar para ir a trabajar, con lo cual está varias horas “ausente DE casa”, el trabajo en casa implica estar “ausente EN casa”, puede sonar contradictorio pero es así como lo digo. Sépanlo desde ya: estar todo el día en casa trabajando no equivale a estar todo el día dedicado a la casa.

¡Qué espanto! Ya sé, varios lo dirán y sentirán. Pero… hay muchas ventajas que compensan ampliamente todo esto. En primer término: dedicarse a lo que a uno le gusta. No trabajar por obligación, sino por devoción. Dejar ese empleo con un jefe insoportable y rezongón, y ser jefe de uno mismo. Estar trabajando un domingo de noche, sabiendo que todas esas horas extras van íntegras al bolsillo propio, sin regalarle ni una moneda a “otra empresa”. Poder organizarse el trabajo como a uno le plazca; como lo pactado con los clientes son días y horas de entrega, se puede decidir cambiar los horarios a capricho. Porque además, como no hay empleados que dependan de uno, tampoco depende uno de ellos.

Les aseguro: me di el gusto de ir a fiestas y reuniones, estar seis horas disfrutando a pleno, y después volver a casa renovado y lleno de energías para terminar un trabajo en tiempo récord. También: anunciarles con tiempo a mis clientes que me voy de vacaciones dos semanas, e IRME con toda la mente y el cuerpo, completamente desenchufado. Ni una computadora por dos semanas, ni un correo por contestar, ni una llamada pendiente.

Trabajar en casa es entrar en un mundo nuevo. Es volver a entrar a casa, pero imaginando un espacio dentro de otro espacio.

Este post es una colaboración de Fabio Descalzi (Montevideo, 1968), arquitecto y traductor. Al principio del milenio comenzó a trabajar en proyectos interdisciplinarios que conjugan sus dos especialidades; a través de internet está en contacto permanente con clientes y colegas de todo el mundo. Hablante nativo de español, traduce desde el alemán y el inglés. Dicta cursos de teletrabajo en traducción. Difunde sus letras e ideas en http://blogdefabio.com.

Muchísimas gracias por colaborar con Más Gente que Trabaja en Casa. ¡Nos leemos!

4 comentarios en “Lo negativo y lo positivo de la decisión de trabajar desde casa

  1. La tranquilidad del trabajo en casa algunas veces puede estresar mucho!! pero este stress y ansiedad se compensa cuando ves avances y el logro de metas. Todo se lleva mejor con un poco de paciencia y algo de música. Todo el resto llega como por arte de magia

    Le gusta a 2 personas

  2. Reblogueó esto en El blog de Fabioy comentado:
    Ya se van a cumplir diez años del increíble momento en el que me fuera conferido este diploma. Y todo porque un día decidí trabajar a distancia, desde mi propia casa…

    En el blog “Sobrevivir a trabajar en casa” han tenido la gentileza de publicar un artículo de mi autoría. Allí resumo los vaivenes de esta actividad. ¿Quieren saberlo todo?

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s