Actualización de tarifas freelance: ¿Cómo plantearla?


¿Quién hubiera imaginado el día en el que calculé y presenté el presupuesto para el primer proyecto de trabajo desde casa que un día me estaría planteando una actualización de tarifas freelance? Pero llega un momento en el que todo freelace se da cuenta de que el coste de la vida ha subido, pero sus precios se mantienen igual desde los comienzos.

Razones para una actualización de tarifas de freelance se pueden encontrar varias, desde un aumento en los gastos para el freelance, pasando por una actualización de materiales, dispositivos o recursos, y hasta ofrecer proyectos de mayor calidad, con la consiguiente inversión de tiempo.

updoaling-1

Y también puede ser para corregir uno de los errores que un freelance comete durante los primeros meses de su actividad por cuenta propia son de lo más variados: calcular tarifas muy bajas.

Ya hablé sobre errores de trabajar desde casa en errores de freelance novata que yo también cometí, y para que las equivocaciones de un trabajador por cuenta propia novato, también podéis encontrar más ejemplos en 5 errores de trabajar en casa que me gustaría no haber cometido. Y estos son solo unos cuantos ejemplos de errores propios que ya he reconocido, pero ya aviso que la lista es muy larga…

Pero, volviendo al tema de los presupuestos, otro error que me apunto fue el cálculo de tarifas de freelance, gracias al cual aprendí cómo calcular tarifas al trabajar desde casa, y que hizo que afinara los presupuestos a medida que nuevos clientes llegaban.  De hecho es lo que suele ocurrir después de un tiempo, cuando el freelance descubre que ya es un profesional con nombre y clientes que respaldan su trabajo (un poco demasiado tarde, quizás) se plantea actualizar sus tarifas para ajustarlas a la realidad de su trabajo, una actualización que también afecta a clientes ya fidelizados.

En mi caso, por ejemplo, la decisión de la actualización de tarifas freelance fue un cúmulo de varias circunstancias y, sobre todo, dos fueron las razones que me llevaron a ello:

  • No había vuelto a revisar tarifas casi desde el inicio de la actividad, y sin embargo, los gastos sí que se habían incrementado. Así que ya era hora.
  • El número de clientes y empresas no paraba de crecer, pero se mantenían varias empresas. Así que tenía que empezar a seleccionar proyectos y sabía que no podría llevar todo el trabajo durante mucho tiempo, porque nuevos proyectos comenzaban a aparecer y para ellos necesitaría invertir más tiempo y esfuerzo.

Así que una revisión de tarifas se hacía necesaria para resolver estas cuestiones y para seguir trabajando con calidad. Pero mi objetivo también era aspirar a participar proyectos interesantes y motivadores, desde el punto económico, vale, pero no solo, porque trabajar con empresas más grandes o de proyección internacional tampoco era una oportunidad para desaprovecharla

Cómo plantear una actualización de tarifas freelance

Realicé un nuevo cálculo de tarifas en los que tuve en cuenta la realidad de mi trabajo desde casa en ese momento. A partir de ahí, cada vez que tenía que realizar un presupuesto a clientes nuevos, utilizaba las nuevas tarifas.

Pero, ¿cómo se plantea una actualización de tarifas freelance a los clientes que ya son habituales?

Después de mucho pensarlo y de mucho retrasar la situación, afronté la realidad y me marqué un plazo máximo para la actualización de tarifas, que coincidía con un cambio de año natural.

A partir de ahí mi objetivo era que todas las empresas estuvieran informadas con tiempo suficiente para que pudieran tomar una decisión y para que con el nuevo año, las tarifas fueran iguales.

Así que envié un email a cada empresa en el que incluía estos pasos:

Indicar las posibles modificaciones

Un cambio en la tarifa suele implicar dudas y preguntas, sobre todo, porque puede conllevar cambios en los servicios del freelance. Por lo tanto, en la comunicación de la actualización de la tarifa freelance incluía las todas las modificaciones relacionadas con el cambio de precio y también las cosas que no cambiaban.

Más que como un cambio de tarifa, lo presentaba como una mejora en la calidad del servicio, que explicaba el porqué de un aumento en el precio.

Aprovechar para recordar todos los servicios

Indicar nuevas tarifas y cambios en los servicios era un pequeño trabajo de personalización, porque cada empresa es única y con cada una se establece una dinámica distinta.

Pero la comunicación para informar de las modificaciones también se presentan como la ocasión perfecta para recordar el resto de servicios que ofrecía como freelance y para actualizar el perfil profesional que tenía.

(De hecho, obtuve algunos proyectos nuevos gracias a ello)

Contactar con tiempo

No me parecía justo un avisto de última hora, ya que me parecía una forma de “obligar” a las empresas a seguir contando con mis servicios. Así que, comencé a enviar los avisos dos meses antes del plazo que me había marcado para la actualización definitiva de tarifas, así las empresas tenían tiempo para valorar la nueva oferta o para proponer modificaciones.

(Personalmente, este margen de tiempo también me daba una ventaja a la hora de desarrollar nuevas estrategias a partir de las respuestas que iban dando)

Libertad para que decidan si seguir o buscar a alguien

En la comunicación no olvidaba incluir el plazo de tiempo hasta la modificación de las tarifas, el nuevo año, invitando a valorarlas y a responder con sus impresiones antes de que este plazo terminara.

Incluía referencia al hecho de que hasta la finalización del año se mantenían las condiciones, salvo que decidieran que no fuera así, e indicaba que esperaba una respuesta antes de terminar el plazo, indicando que de no obtener respuesta daría por entendido que no estaban interesados.

(Para evitar problemas con los proyectos y los pagos a partir de ese momento)

Mi error en la actualización de tarifas como freelance

La respuesta a la actualización de tarifas freelance fue positiva, de hecho, mucho mejor de lo que había previsto y, aunque algunas empresas tuvieron que valorarlo y se demoraron algunas semanas, antes de que el año terminara ya tenía asegurada la conformidad con las nuevas tarifas y condiciones por buena parte de los clientes habituales.

Y ello me llevó a preguntarme: ¿Había tardado demasiado en actualizar precios? Seguramente.  Así que, ahora reviso las tarifas anualmente y no postergo el momento de comunicar actualizaciones.

¿Un consejo para freelance novatos? No retraséis el momento de la actualización de tarifas freelance y que tan pronto como lo consideréis adecuado, comenzar a comunicar los cambios.

Lo habitual es pensar que precios más elevados reducen el número de clientes,  pero también hay que tener en cuenta que incluir un precio adecuado según el tipo de proyectos invita a pensar que se conoce el sector y, si detrás hay una cartera de clientes que respaldan la profesionalidad,  no hay por qué tener miedo a presentar presupuestos con tarifas justas.

2 comentarios en “Actualización de tarifas freelance: ¿Cómo plantearla?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s