Como en casa, en ningun lado


Por el redactor de El rincón de Jimmy @elrincondejimmy

¡Hola! Muy buenas soy Jimmy de “El Rincón de Jimmy” y me gustaría expresaros una reflexión acerca de trabajar desde casa:

Los horarios, la entrada, la salida, los descansos, fechas límites, formas de actuar… son cosas que a lo largo de una vida te son impuestas de forma innata, ya que por que o eres demasiado pequeño para decidir por ti mismo o la sociedad establece que debe de haber un organización impuesta. ¡Pues no!, no porque todos lo hagan debe de ser correcto, ya que las cosas que te son impuestas, no las percibes totalmente como tuyas, es tu responsabilidad cumplirlas, pero la sensación de imposición te produce que haces algo por alguien, en vez de por ti mismo.

“Siempre va a haber alguien por encima de ti que te ofrecerá unas directrices del actuación, y quien piense lo contrario está muy equivocado”

Por ello quiero enfocarlo este escrito en los límites laborales, límites que te dirigen a trabajar de una forma determinada y sin decisión propia. El trabajar en casa, tú tienes unos objetivos y unas metas diarias a cumplir ya que se debe de establecer una organización, pero esa organización es PROPIA, ya que tú te marcas un objetivo, los horarios, la entrada, la salida, las fechas límites y sobre todo las formas de actuar te son propias.

Tu por ejemplo, tienes que llegar a un destino, destino el cual es tu objetivo, no te dicen cómo ni en qué debes de llegar a ese destino, eso ya está en tu propio juicio, puedes ir en coche, tren, autobús, avión e incluso barco, ahí están tus límites, el buscar la forma en la cual cumplirlas tus objetivos y siendo uno mismo el que mejor se conoce y el que mejor sabe cómo rinde.

Cada uno conoce sus capacidades y sabe en que es mejor y peor, por ello esa capacidad de actuación es la que te debe de motivar, es un ápice de libertad en un trabajo, dentro de las pocas que se tienen en una vida que está atada a miles de cosas, “¡Disfrutemos de ella!”.

Pero toda libertad, tiene unas responsabilidades y unos sacrificios ya que, las decisiones que uno toma por sí mismo debe ir con ellas, por ello requiere una constancia, un trabajo y sobre todo, lo que yo valoro es, la confianza y la seguridad en uno mismo.

El estar seguro de lo que uno hace y confiar en uno mismo hace que los problemas y las dificultades se enfoquen de una manera más serena.

Entonces, ¿Hay que “Sobrevivir a trabajar en casa?” No, todo lo contrario, hay que “VIVIR EL TRABAJO EN CASA”, ya que trabajar debe de ser como estar en tu hogar o en tu zona de confort en la cual te sientas seguro, arropado y relajado.

En este post, no he querido ni dar consejos ni indicaciones, ya que los considero límites. Cada uno debe de vivir esta experiencia y aprender de lo que le vaya sucediendo, descubriendo este nuevo mundo de posibilidades y, ya que como en la vida misma, a nadie le enseñan a ser padre hasta que lo es y se da cuenta de lo que conlleva.

 “Por lo tanto que nadie te dé lecciones de vida, y que sea la propia vida la que te guíe.”

Este artículo es una colaboración con Rincón de Jimmy.

Muchísimas gracias por compartir tu reflexión sobre el trabajo en casa. ¡Nos leemos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s