Vivir de un blog como comienzo de trabajo en casa, ¿una buena idea?


 

Abrir un blog en cualquiera de las plataformas lleva a penas unos minutos, después solo es necesario dedicar unas cuantas horas más a crear contenido, dedicando un poco más de tiempo a conseguir un aspecto atractivo para el espacio. Visto así, vivir de un blog como comienzo de trabajo en casa parece una buena idea.

Además, cada cierto tiempo saltan a los medios noticias sobre los blogueros más famosos y lo mucho que ganan, así que no resulta difícil pensar que, además de ser muy fácil, trabajar desde casa con un blog propio es rentable. Vale, no hace falta llegar a las desorbitadas cifras de los números uno mundiales, pero la centésima parte podría estar bien, así, como idea…

Muchas empresas buscan diferentes formas promoción y, como bien dice Neil Patel en el artículo Cómo incrementar la visibilidad de tus anuncios PPC y Reducir el Coste Por Clic (CPC), elegir bien las campañas en Google pueden dar buenos resultados, sobre todo si esta estrategia se compagina con otras estrategias de marketing, como los post patrocinados o el linkbuilding en blogs.

Por lo tanto, suena real pensar que vivir de un blog como comienzo de trabajo en casa es algo posible, solo hay que empezar y esperar a que las empresas comiencen a interesarse por tu espacio, ¿no?

Vivir de un blog como comienzo de trabajo desde casa puede no ser tan buena idea después de todo

Así que por una regla de tres simple: tener un blog quiere decir tener un espacio publicitario preparado para que las empresas paguen un dinero por él. Simple, ¿no?

Pero en mi opinión, antes de pensar en vivir de un blog propio como comienzo de teletrabajo hay que tener muy claras tres cuestiones:

  • De qué tratará el blog
  • Para cuántos contenidos puede dar ese tema
  • Cuánto tiempo se está dispuesto a escribir sin ver ni un solo ingreso

¡Ojo! Que en esas tres cuestiones ni siquiera he tenido en cuenta a los lectores, que son un valor importante, pero como aquí hablo sobre trabajar desde casa con un blog propio, solo voy a centrarme en la parte del trabajo directamente relacionado con el blog, sin entrar en el tema de la reputación online en las redes sociales.

De que tratará el blog

Vale, hay blogs de todo, o de casi todo, así que “cualquier cosa” es susceptible de convertirse en contenido de blog. Pero: ¿Ese que vas a crear tú y que va a ser tu fuente de ingresos de qué va a ir en concreto? 

Lo ideal es pensar en escribir sobre algo que gusta y que motiva, pero también de algo sobre lo que se puede aportar un punto de vista personal.

Para cuánto contenido puede dar ese tema

Puede que tengas claro que de qué a a tratar tu blog. Pero: ¿Has pensado en cuántas cosas puedes escribir sobre ese tema? Como consejo básico, yo sugiero coger boli y papel (o su versión 2.0) y hacer una lista de títulos y temas para el blog. Así, a bote pronto. Si antes de comenzar no vienen a la cabeza más que dos o tres ideas sueltas, puede que la idea de trabajar desde casa con un blog propio no sea tan buena como parecía en un principio.

Más allá de cuantos contenido y, en concreto, de cuántos post, también sería importante tener claro cuál es el valor de los contenidos, o sea: ¿Qué es lo que tienes tú que decir que no haya dicho ya otro? No, esto de los blogs no va de repetir lo que otros han dicho, sino de aportar cosas nuevas, porque los recién llegados lo tienen difícil de por sí para hacerse un hueco, y mucho más si lo que están contado ya lo ha dicho antes otro.

Y luego está el tema de la “calidad del contenido”. Lo pongo entre comillas porque hablando de contenidos de blog, calidad no es solo un contenido interesante, atractivo y bien escrito, es también un texto de una cierta extensión. La discusión está servida y sobre número de palabras mínimas en un post hay mucho escrito y poco acuerdo, pero sin entrar en consideraciones de SEO, lo que está claro es que, los post tienen que tener contenido, o sea, una cierta extensión.

Ya te puedes imaginar que un texto extenso, de unas 1500 palabras, o simplemente, uno medianito, de 500 palabras, no se escribe solo, que hay que dedicarle bastantes horas. Bastantes horas para un post, y un blog tiene que tener varios, y en continuo aumento.

Cuánto tiempo estás dispuesto a escribir sin ver ingresos

¿La idea de vivir de un blog como comienzo para trabajar desde casa ya no parece tan atractiva, verdad? Bueno, pero todo valdrá la pena si al final se empiezan a ver beneficios económicos. Después de todo, ese es el objetivo de trabajar con un blog: convertirlo en herramienta al servicio del marketing de las empresas.

Ha quedado claro que un post va a llevarte unas horas, pongamos dos horas, por ejemplo. Pero un blog no puede tener un único texto, hay que tener varios post para que la magia de los motores de búsqueda empiece a surgir efecto y tu blog empiece a ser tomado en consideración.

¿En cuanto tiempo se produce esta magia? Pues lo normal es que lleve varios meses. Sí, sí, varios meses trabajando de forma desinteresada en el blog hasta que llegue una primera oportunidad de obtener beneficios. Y es bastante seguro que esa primera oportunidad sea bastante menos rentable de lo que  esperabas.

Bueno, por lo menos es una pequeña recompensa a todo el esfuerzo y, con un poco de suerte, detrás de esa, llegarán otras. Siempre y cuando no hayas abandonado el blog antes, cansado de trabajar y dedicarle horas para no ver ni un céntimo, claro.

Trabajar con un blog, no. Disfrutar escribiendo en un blog y tener la suerte de que te paguen por ello

No voy a ser yo quien diga que trabajar con blog propio no sea posible o que no se pueda vivir de un blog como comienzo. Una rápida búsqueda online indicará cuánto ganan los mejores influencers o cuánto les pagan por un post patrocinado o por una mención en redes sociales. Pero seguro que ninguno de ellos empezó ganando dinero con su blog, y pocos pensaron en que su espacio se convertiría en una valiosísima herramienta de marketing digital.

Solo como datos

Esta no es mi primera experiencia en el mundo del blogging. Por el camino ha quedado abandonado algún proyecto.

Desde que creé este blog, he tenido que reorganizar mis horarios de trabajo. Ahora tengo un día a la semana que dedico en exclusiva al blog: los miércoles. ¿Y cuántos beneficios me ha reportado el blog? A nivel personal, muchos; a nivel económico, ninguno.

Sin embargo, creo que el esfuerzo merece la pena, precisamente porque me permite hablar sobre un tema que me apasiona: el trabajo freelance desde casa. También porque me permite conocer a otras personas que trabajan desde casa o que lo están intentando y a las que les ocurren cosas similares a las que me pasan a mí, o a las que me pasaron cuando comencé.

Quizás la clave esté en no plantearse vivir de un blog como comienzo de un trabajo desde casa, sino como un hobby. Y si llegan beneficios, mejor que mejor.

12 comentarios en “Vivir de un blog como comienzo de trabajo en casa, ¿una buena idea?

  1. Gran artículo :D, nosotros empezamos el blog hace poco más de un año porque teníamos ganas de darnos a conocer y compartir nuestro conocimiento con los demás y porque no, intentar conseguir algún ingreso, a día de hoy los ingresos no han llegado pero seguimos con las mismas ganas y energía que el primer día ya que todo lo que escribimos y hacemos en el blog nos apasiona. Esta claro que vivir de esto no es nada fácil pero si el tema del blog te apasiona este te aporta muchas satisfacciones a nivel personal 🙂

    Me gusta

  2. Me gustó mucho este post. Me divierto mucho escribir en mi blog por hobby y compartir lo que pienso, no todo tiene que ser por el dinero. Podría ser un ingreso extra pero lo veo más como hobby.

    Le gusta a 1 persona

  3. Definitivamente no es facil dar el paso de dejar un trabajo estable a vivir de un blog! En estos momentos a mi me encantaria dedicarme full tiempo porque sinceramente he descubierto que me apasiona, no me canso, no me aburro!! soy dueña de mi tiempo!! Espero dar pronto el paso y desprenderme de mi trabajo de oficina. Saludos

    Le gusta a 2 personas

  4. ¡Hola!
    Creo que el principal problema que comete la gente que quiere vivir del blog, es que idealizan demasiado este mundo. Ya me he topado en más de tres y de cuatro ocasiones con artículos que aconsejan cómo vivir del blog… ¡solo con Adsense!, cuando puedes tener mejores resultados usando tu espacio personal como una especie de blog-web para vender tus propios servicios.
    Lo que sí es fundamental sin ninguna duda es tener constancia, ganas y paciencia.
    Un saludo 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Una de las cosas que más me llama la atención al respecto de vivir de blogs es exactamente lo que indicas, la cantidad de post con consejos para ganar dinero Adsense y afiliación. Lo curioso es que en algunos, el propio redactor después se plantea empezar a vender servicios de redacción. Yo creo que lo primero debería ser pensar en crear un producto/artículo que sea tan interesante como para que lo quieran leer, incluso comprar. Y luego ya, con cierta fama, perdón: “branding”, es el momento de pensar en publicidad o afiliación. Sobre este tema tengo muchas ideas para posts, porque me parece que es muy interesante. Gracias por tu aportación. Saludos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s