¿Aun no escribes textos SEO en el blog que acabas de crear? ¡Empieza!

¿Acabas de iniciarte en el mundo del blogging y ya te imaginas a ti mismo como uno de esos influencers que aparecen en cualquier evento vestidos con modelos exclusivos de las firmas que te patrocinan? (Sí, vale, yo también sueño).

Sin embargo la realidad es cruel. Al mirar las estadísticas compruebas que solo dos lectores despistados han pasado por el blog y, al buscar tu espacio en los motores de búsqueda, no hay ni rastro de tus posts ni de tu blog. En tu desesperación, buscas artículos en los que hablen de cómo aumentar las visitas en tu blog y SEO ha aparecido en varias ocasiones. No, no tiene nada que ver con encomendarte a los santo, sino con el posicionamiento natural en buscadores.

Sin entrar en mucho detalle, un buen SEO en los textos es lo que hace que los post posicionen bien. O sea, que si quieres que te encuentren en Google y otros buscadores, más vale que empieces a escribir textos SEO en el blog que acabas de crear. Y que empieces a escribirlos cuanto antes: cada contenido que no está optimizado para buscadores es una oportunidad desaprovechada para llegar hasta tus lectores.

Escribir textos SEO en el blog que acabas de crear es fácil, así que deberías empezar ya

Un buen SEO es la consecuencia de la aplicación varios pasos con los que conseguir que los motores de búsqueda se fijen en tus textos. No, no vale con escribir bonito o que escribas interesante. Los motores de búsqueda son robots y no entienden de eso. Pero sí otros aspectos que puedes incluir en tus textos para que se fijen en ellos.

  1. El primero de todos es escribir textos que superen las trescientas palabras. Aunque lo ideal es superar las quinientas, si no te sientes inspirado, trescientas pueden ser suficientes para  que los motores tengan en cuenta tus textos.
  2. Cada texto debería estar escrito en torno a una palabra clave principal (kw) que debería aparecer tres o cuatro veces en el texto y de forma natural. Por ejemplo, en este las palabras clave son: textos SEO en el blog que acabas de crear.
  3. Haz uso del Título 2 (H2) y coloca en el una de las cuatro palabras clave.
  4. Al igual que a mí, a ti te habrán enseñado que las negritas sirven para destacar información importante, en los textos SEO del nuevo blog que quieres que todo el mundo conozca, las negritas también sirven para llamar la atención sobre las palabras clave del texto, así que busca alguna frase que las contenga y resáltala. (Seguro que ya has localizado alguna en este)
  5. Si tienes varios post en tu blog, puedes enlazarlos utilizando las palabras clave del texto enlazado como ancla. No es necesario que lo hagas con todos, pero sí en alguno.
  6. Quizás en alguna ocasión, en el informe de uno de tus textos hayas visto una palabra clave por la que te hayan encontrado en motores de búsqueda, puedes buscar la forma de colocarla en tus textos.
  7. Al final de tus textos, escribe un párrafo resumen en el que colocarás una vez más la palabra clave del texto. (Si tienes en cuenta que una KW va al final y otra en el H2, solo tendrás que utilizarla dos veces más en el texto)
  8. En el caso de usar imágenes, asegúrate del que su nombre incluye las palabras clave y también añade etiqueta alt con la kw.
  9. El slug (parte de lo que será en enlace) también debería incluir las palabras clave principales del texto.

¡Y ya está! Incluyendo estos pasos en tus textos, seguro que pronto empiezas a ver que tus post empiezan a subir. Tal vez hasta veas alguno en la primera página. Yo tengo algunos muy bien posicionados, y solo usando estos pasos. Por cierto, esto de los textos SEO en el blog que acabas de crear no solo lo puedes aplicar a los textos nuevos, puedes también actualizar los que ya tienes escritos para adecuarlos al SEO.