Trabajar sentada en casa y la regularidad intestinal


Cómo me gusta levantarme por la mañana, desayunar tranquilamente y tardar un minuto en llegar hasta mi puesto de trabajo. Y de mi trabajo me gusta aún más que, en los días lluviosos ni siquiera tengo que salir de casa y, bueno, lo de trabajar sentada tampoco está mal.

Sí, todos estos son algunos detalles que me gustan de mi trabajo, aunque entre todos creen la combinación perfecta para alterar el tránsito intestinal. Vamos: que trabajar sentada en casa y la regularidad intestinal no se llevan muy bien. No, yo tampoco me libro de esos problemas. Es lo que tiene trabajar varias horas sentada y, además, tener pocas situaciones reales que favorezcan el movimiento, como puede ser una caminata hasta el trabajo y ciertas costumbres, o carencias de ellas, que ayudan a alterar la regularidad.

Pero ya habéis visto que no soy de las que se achanta a la primera de cambio, ni de las que deja los problemas sin resolver, así que trabajar sentada en casa y la regularidad no iban a ser razón de mis desvelos.

Trabajar sentada en casa y la regularidad a mí no me preocupan

Ya digo desde este mismo momento que para mí es fácil conseguir un equilibrio entre trabajar sentada en casa y la regularidad. ¿Cómo? Ya sabéis que soy mucho de rutinas, y en esto más aun que por algo se llama regularidad. Así que tengo un plan con diferentes buenos hábitos que sigo de forma regular, y así mi tránsito también lo es.

Plan de choque para conciliar trabajar sentada en casa y la regularidad

El desayuno, rico en fibra

Ya he dicho en varias ocasiones que soy fan incondicional del desayuno y el momento de desayunar es una de mis partes preferidas del día. Y sí, es un momento que disfruto y que me tomo con calma, pero también el momento perfecto para empezar a poner el práctica mi plan diario para la regularidad.

En el no faltan cereales integrales (como pan de centeno integral, panes con semillas o salvado de trigo), una pieza de fruta de temporada y yogur, mis preferidos son los de tipo griego ligeros que, además de saciantes, favorecen el tránsito intestinal. Y, por supuesto, un café.

Una dieta equilibrada y rica en fibra

El desayuno es mi comida favorita del día, pero no descuido mi alimentación durante el resto de la jornada, y llevo una dieta equilibrada, rica y variada, en la que no faltan alimentos ricos en fibra, verduras, frutas y legumbres. Que sí, que algún capricho me doy de vez en cuando, pero intento que sea puntualmente…

Agua, agua y más agua

Tan importante como la alimentación es el agua, no hace falta recordarlo, ¿verdad? Vale, este es uno de mis puntos débiles, lo reconozco. Se me da muy mal recordar que tengo que beber agua regularmente a lo largo del día, solo me acuerdo cuando tengo sed. Pero para favorecer la regularidad intestinal, el agua es imprescindible, así que hace mucho tiempo que me acostumbré a tener una botella pequeña cerca.

Porque por mucho que esté en casa y por muy cerca que tenga el frigorífico que tanto me tienta para picar entre horas, me cuesta horrores levantarme a beber agua, así que la tengo a mano. Así no tengo excusas.

El deporte y el trabajo en casa

¡Hace frío! ¡Hoy llueve! ¡No me apetece cambiarme! Estas excusas no me valen. Yo lo del ejercicio físico lo llevo al día y (casi) todos los días, en cualquier caso, de lunes a viernes no falta una excusa para salir de casa y, por lo menos, caminar durante 30 – 45 minutos. ¡Y eso es lo mínimo!

Uno de mis trucos es evitar hacer compras semanales o mensuales o, por lo menos, evitar tener de todo en casa a diario, así tengo una excusa para salir y, una vez que estoy fuera, igual me da salir a comprar al súper de la esquina que al que está más lejos. ¡Y me doy un paseo! O salgo a caminar aprovechado que es un día con temperatura agradable, o a correr, aunque eso menos.

Y para que no siempre sea caminar, también hago deporte en una asociación. Como eso es algo que tengo que pagar, y siendo como soy con el dinero, ¡no falto a una clase!

Pequeñas excusas para levantarme de la silla

Alimentación, agua y deporte, combinación ganadora para que trabajar sentada en casa y la regularidad no sean un problema, pero a todo esto le añado evita pasar largos periodos de tiempo sentada. ¡Nada de estar horas y horas sin levantarme de la silla!

De ahí que tenga una rutina de trabajo con pausas marcadas, porque evito pasarme toda la mañana sentada y evito problemas con la regularidad intestinal, entre otras cosas.

Y esto es todo lo que hago para librarme de ese molesto problema que es tan común entre quienes trabajamos sentados, y más si lo hacemos desde casa. Con este plan tan efectivo llevo a la perfección lo de trabajar sentada en casa y la regularidad intestinal.

Aunque de todos los elementos que se incluyen en el plan, he de reconocer que es el deporte la clave, aunque del deporte y otras cosas de trabajar en casa por internet sin fraudes ya hablaré largo y tendido en otra ocasión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s